Publicado 28/10/2021 14:34CET

Condenados a penas que suman 31 años los 13 traficantes de la 'Operación Monpirri', frente a los 80 iniciales

VALLADOLID, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los trece traficantes encausados en el marco de la 'Operación Monpirri' desarrollada en 2020 por Policía Nacional y Guardia Civil en Valladolid y Zaragoza han sido condenados a penas que suman 31 años de prisión, frente a los 80 que inicialmente solicitaba para ellos el Ministerio Fiscal.

Doce de los encausados llegaron a un acuerdo con el fiscal del caso, con penas de entre un año de mínima y los seis de máxima que incluye el pago de multas por importe de 76.500 euros, mientras que uno de ellos, que mantuvo su petición de inocencia, fue condenado a tres años y al pago de 22.000 euros, según la sentencia de la Sección Segunda de lo Penal de la Audiencia de Valladolid notificada por el Gabinete de Prensa del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León y recogida por Europa Press.

La operación antidroga se saldó hace un año con la incautación de kilos de speed y 1,5 de cocaína, así como la intervención de 11.400 euros, joyas, carabinas y pistolas en seis registros practicados en ambas capitales y las localidades vallisoletanas de Tordesillas y Boecillo.

En concreto, en la operación se arrestó a ocho personas en Valladolid, dos en Tordesillas, una en Boecillo y dos más en Zaragoza a los que se consideraba integrantes de una organización criminal dedicada al tráfico de drogas, fundamentalmente cocaína.

Las investigaciones comenzaron en abril del pasado año, cuando los investigadores determinaron la existencia de la organización y concretó que las competencias de cada uno de los escalones de distribución estaban bien definidas y delimitadas.

Así, se observó que el proveedor de la sustancia estupefaciente en la ciudad de Valladolid y la provincia era uno de los detenidos en Zaragoza, quien suministraba la misma al cabecilla detenido en Valladolid, el cual a su vez la distribuía a los componentes de escalones inferiores para su venta en esta provincia.

DISTRIBUCIÓN DESDE ZARAGOZA

La organización desarticulada tenía su punto neurálgico en Valladolid, si bien los suministradores principales de la droga se encontraban puntualmente en Zaragoza, lugar en el que se ha intervenido el principal alijo.

Así, se procedió a explotar la operación, que supuso seis registros domiciliarios en los que se intervinieron 1.514,75 gramos de cocaína, 2.000 gramos de speed, 3.000 gramos de sustancia de corte, tres cogollos de marihuana, 11.395 euros, tres básculas, diversas joyas, cuatro carabinas de aire comprimido calibre 4,5, dos pistolas de aire comprimido calibre 4,5 y dos vehículos.

En concreto, se produjeron registros en domicilios de la calle Cardenal Torquemada del barrio vallisoletano de Rondilla, en un inmueble en Arco de Ladrillo y en el barrio de Parquesol, donde se aprehendieron dos kilos de speed, cocaína y dinero en efectivo. Además, se llevaron a cabo intervenciones en Boecillo, donde se arrestó a una persona, y Tordesillas, donde se detuvo a otra pareja.

Asimismo, se llevó a cabo otro registro más en Zaragoza, donde se detuvo a dos personas más a las que se ocupó un kilo de cocaína. Tanto estos detenidos como los de la calle Arco Ladrillo de Valladolid son de origen colombiano.