Publicado 28/04/2020 14:41:15 +02:00CET

Conferco alerta de que la liberalización del periodo de rebajas supondrá una mayor "sangría" para el pequeño comercio

Pide a la Junta ayudas directas al minorista y una campaña de compras en el comercio de proximidad

VALLADOLID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Confederación de Comercio de Castilla y León ha advertido hoy de que la liberalización progresiva del periodo de rebajas en los últimos años profundirá, una vez finalizado el Estado de Alarma, en "una mayor sangría del pequeño comercio".

Así lo vaticina la presidenta, Rosario Sanz, que ve imposible competir en igualdad de condiciones con los grandes centros comerciales, así como con el comercio electrónico.

Conferco reconoce que es muy difícil poner coto a los periodos promocionales que se han estandarizado y normalizado a través de la venta online y en las grandes cadenas fundamentalmente, si bien aboga por repensar este modelo por lo menos y con carácter excepcional a lo largo de este año para limitar en la medida de los posible las rebajas en el sector comercial hasta final del ejercicio, con el objeto de no debilitar más al comercio de proximidad, "que no podrá competir con la capacidad para aplicar una fuerte reducción de márgenes de beneficio que sí tienen las grandes superficies".

AYUDAS DIRECTAS A LOS MINORISTAS

En otro orden de cosas, la patronal regional del comercio, a través de un comunicado recogido por Europa Press, traslada a la Junta de Castilla y León la necesidad de ayudas directas y más específicas al comercio minorista, con el fin de paliar las graves pérdidas que está sufriendo por el cierre forzoso de sus establecimientos por la COVID-19.

"Nuestro sector se enfrenta a una emergencia económica, con una importante falta de liquidez, por lo que se requiere de ayudas directas que permitan sufragar esos gastos y poder así salvaguardar la actividad de cientos de negocios, tan importante y prioritaria para el desarrollo e impulso de nuestra región", incide Rosario Sanz.

Asimismo, Conferco está trabajando a nivel regional y en cada una de sus provincias en los protocolos de seguridad necesarios para la apertura con las máximas garantías que protejan a sus clientes y profesionales.

Sanz apunta que "en estos momentos el comercio minorista se está haciendo acopio de EPI y todas las medidas que están a su disposición para prevenir los contagios por la COVID-19. Nuestra prioridad es asegurar que la apertura se hace en las mejores condiciones", explica.

Por ello, y a lo largo de estas semanas se han mantenido reuniones con proveedores, con empresas especialistas en digitalización y con diferentes profesionales que están orientando y facilitando las medidas y protocolos adecuados para la vuelta al comercio con la máxima seguridad.

Por último, Conferco solicita a la Administración Regional que establezca un plan de actuación para reactivar la actividad económica de la Comunidad y de sectores tan importantes como el de comercio y turismo, una vez se supere esta tremenda crisis sanitaria, de forma que se pueda aliviar la grave situación económica que van a atravesar muchas empresas del sector comercial y hogares.

Asimismo, se le insta a crear una campaña turística que promocione la seguridad de venir a Castilla y León y comprar en los comercios de proximidad, que necesitarán recuperar lo más rápido posible la dinamización de las ventas para garantizar su supervivencia.