Publicado 11/07/2020 12:14:45 +02:00CET

El CRAS de Valladolid, "hospital" de formación de 27 voluntarios para sanar y recuperar aves y conservar la fauna

Mochuelo herido.
Mochuelo herido. - FUNDACIÓN PATRIMONIO NATURAL DE CYL

   VALLADOLID, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El Centro de Recuperación de Aves Silvestres (CRAS) de Valladolid se ha convertido este verano en un "hospital" de voluntariado para 27 personas que se suman así a la conservación de la fauna silvestre de la Comunidad, a través de un programa piloto que busca "una mayor concienciación ambiental" y una actitud más respetuosa entre la sociedad con la fauna y sus hábitats.

   Este programa de voluntariado, que se convocó el pasado mes de junio, ha sido todo un "éxito" ya que se recibieron 60 solicitudes de personas de entre los 18 y los 65 años, de las que se han seleccionado a 27 para cubrir los turnos establecidos los siete días de la semana los meses de julio, agosto y septiembre, con refuerzo de un voluntario más las tardes y los fines de semana.

   Los voluntarios que se han quedado fuera se ha incorporado a una "bolsa de voluntariado" y serán llamadas en el momento que exista una plaza vacante.

   Estos "médicos voluntarios de aves" han recibido formación general, teórica y práctica y ya han empezado a participar en la recuperación de diferentes especies como vencejos, cigüeñas o cernícalos, además de que también colaboran en el enriquecimiento ambiental de las estancias de los animales y sus instalaciones y son testigos directos del trabajo que desempeñan los agentes medioambientales.

   Y es que este CRAS, dependiente de la Fundación de Patrimonio Natural y de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, tienen como mandato la recuperación y liberación de la fauna silvestre herida, vulnerable o enferma además de ser un observatorio de la salud de dicha fauna.

   Para ello, en este centro de salud de aves se recibe información de la situación sanitaria y se investigan las causas de la muerte de los animales silvestres en las provincias de Valladolid, Ávila, Salamanca, León, Zamora, Segovia y Palencia, además de que colabora con el Plan de Vigilancia Epidemiológica de la Fauna Silvestre.

   A lo largo del año pasado, en este "hospital de aves" se recibieron un total de 1.900 animales, de los que 1.135 llegaron vivos al CRAS, 700 entraron muertos , 27 corresponden a campañas de control poblacional del visón americano y 38 fueron muestras recibidas.

   Del total de animales recibidos, durante el año pasado,

   1.507 ejemplares (79 por ciento) fueron aves; 287 (15 por ciento) a mamíferos; 28 (2 por ciento) al conjunto de reptiles, anfibios y peces, y 78 (4 por ciento) a muestras.

   Las especies con más entradas fueron el busardo ratonero, la cigüeña blanca, la liebre ibérica, el cernícalo vulgar, el buitre leonado o la lechuza común.

   Pero si esencial es el trabajo de los agentes medioambientales y de los CRAS también es "necesaria" la ayuda de cualquier persona que se encuentra un animal herido o enfermo, que deberá avisar a un CRAS o a Protección Civil.

   Pero además, deberá comprobar que el animal está realmente herido y no se trata de un polluelo o una cría, ser "prudente" si hay que recoger al ejemplar herido para no causarle más daño, usar guantes, no darle de comer ni de beber y trasladar "sin demora" al herido a un centro de recuperación.

Contador

Para leer más