Publicado 24/03/2022 17:13

CyL creará cerca de 38.000 nuevos empleos entre 2022 y 2023, según Manpower Group

VALLADOLID, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Índice ManpowerGroup apunta una recuperación "más intensa" en Castilla y León en los próximos dos años, 2022 y 2023, en los que prevé la creación de cerca de 38.000 empleos.

Así lo indica Manpower Group en un avance de su informe, recogido este jueves por Europa Press, sobre las previsiones económicas para los próximos dos años.

En el caso de Castilla y León, señalan que tras el incremento del 1,1 por ciento experimentado en 2021, se espera que la ocupación crezca a un ritmo del 2,4 por ciento en 2022 y un 1,5 por ciento en 2023, aunque en ambos casos los avances serán menores a los que se prevén para el conjunto de España.

Los 10.000 empleos recuperados en 2021 y los 24.000 nuevos puestos previstos para 2022 permitirán que Castilla y León alcance este mismo año los 992.000 ocupados. De esta forma, la comunidad no solo habrá "reabsorbido" el empleo que se destruyó en 2020, sino que se situará en unos 6.000 empleos por encima del nivel previo a la crisis sanitaria.

Además, las expectativas de aumento del empleo para 2023, con 14.000 nuevos puestos, elevarán la cifra total hasta los 1.106.000 ocupados, un 2,1 por ciento por encima de los registros medios de 2019. Como resultado, Castilla y León aportaría en estos dos próximos años un 3,6 por ciento del nuevo empleo que se espera para el conjunto de España. No obstante, a pesar de esta mejora, la comunidad llegará a 2023 todavía con un 6 por ciento % menos de ocupados que en 2007 (unos 71.000 empleos por debajo).

"El proceso de recuperación del sector empresarial es muy positivo. Los datos recientes son favorables y las previsiones son optimistas, a pesar de que la situación creada por la guerra de Ucrania y el encarecimiento de la energía y otras materias primas pueden ralentizar la mejoría", ha explicado director general de Manpower, Enrique Rodríguez.

CARACTERÍSTICAS SECTORIALES DEL NUEVO EMPLEO

En el ámbito del conjunto de España, el aumento que se espera de la ocupación entre 2022 y 2023 es de unos 1,1 millones nuevos puestos, de los que 891.000 corresponderían al sector servicios, 97.000 a la industria y 93.000 a la construcción.

Con ello, continúa el proceso de terciarización de la ocupación, hasta el punto de que en 2023 el sector servicios ya representará en España el 76,1 por ciento del empleo, es decir, tres de cada cuatro puestos. Así, tras la caída de 2020 (-3,0 por ciento) y la recuperación de 2021 (3,3 por ciento), se espera que los servicios crezcan un 3,5 por ciento y 2,4 por ciento en 2022 y 2023, un aumento que, dado su enorme peso en el empleo total, es muy similar al que se postula para el conjunto de la economía.

"En Castilla y León, la recuperación del empleo también reforzará la terciarización de su ocupación, en gran medida por la expansión que se espera de los servicios personales privados", ha asegurado el catedrático emérito de Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Barcelona y autor del estudio, Josep Oliver.

En concreto, el aumento del empleo en los servicios será del 2,2 por ciento en 2022 y del 1,3 por ciento en 2023 y debería traducirse en cerca de 24.000 nuevos puestos de trabajo, de los 34.000 esperados para el conjunto de la comunidad.

Mientras que en 2007 el sector terciario aportaba un total del 62,2 por ciento del conjunto del empleo en la comunidad, su peso ha crecido hasta alcanzar en 2021 el 69,9 por ciento, una cifra que apenas bajaría en 2023 (69,6 por ciento).

Por otra parte, se espera que la industria genere cerca de 8.000 nuevos puestos de trabajo (aumentos en el entorno del 3 por ciento y el 1,8 por ciento para 2022 y 2023, respectivamente), y la construcción aporte unos 2.400 nuevos empleos (crecimientos del 2,4 por ciento y 1,1 por ciento).

Para el conjunto de España, casi un 47 por ciento de los nuevos empleos terciarios que se crearían en estos dos años estarían ligados a los servicios personales (con comercio, hostelería, transportes y comunicaciones y entretenimiento).

Los nuevos empleos que se esperan para el total del país reflejarían, en particular, aportaciones superiores de trabajadores cualificados (652.000 nuevos ocupados) y profesionales (185.000), a jornada completa (1 millón) y nacidos en España (823.000), aunque los inmigrantes crecerían a una tasa anual del 3,5 por ciento, sensiblemente por encima de la media de la nueva ocupación en 2,7 por ciento.

En cuanto al perfil de los ocupados, ManpowerGroup destaca que el empleo durante los dos próximos años aumentará más en mujeres (3,2 y 2,4 por ciento), en inmigrantes (4,2% y 2,8%) y para mayores de 35 años (3,5% y 2,2%).

Además, desde la perspectiva de las características del empleo, las conclusiones del Índice ManpowerGroup establecen que el nuevo empleo acentuará su componente asalariado (3,5 por ciento y 2,3 por ciento) y a jornada completa (2,6 por ciento y 2,4 por ciento).

Finalmente, este fuerte avance de la ocupación debería traducirse en una notable reducción de la tasa de paro. Esta, que en 2021 alcanzó un 14,9 por ciento de los activos de 16 a 66 años, debería situarse en 2023 entre el 10,5 por ciento y el 13,9 por ciento , dependiendo de la fortaleza con la que avanzaran los nuevos activos y, entre ellos, de los procedentes de la inmigración.

En Castilla y León, la experiencia reciente de ManpowerGroup indica que entre los perfiles más demandados en la actualidad están los relacionados con desarrollo de software, teleoperadores, atención a clientes, comercial y ventas, gestión de compras, logística y almacén y representante comercial.

Además, hay ciertos puestos que ofrecen buenas oportunidades de empleo por la escasez de candidatos cualificados, entre los que cabe destacar los operarios cárnicos para el sector de la alimentación, los técnicos de mantenimiento y especialistas del metal para el sector industrial, los especialistas de la construcción, el personal sanitario y los profesionales de tecnología de la información.

EL PAPEL DE LA MUJER EN EL MUNDO DEL EMPLEO

Por otra parte, los datos de avance del estudio de ManpowerGroup sobre Proyección de Empleo para el segundo trimestre de 2022 ponen de manifiesto que el papel de la mujer en el empleo es una cuestión que ocupa a la gran mayoría de las compañías. En concreto, cuatro de cada cinco organizaciones (78 por ciento) de la región noroeste (Castilla y León, Galicia y Asturias) aseguran estar midiendo este asunto en su actividad.

"Ahora que compañías de todos los sectores rediseñan el futuro del Empleo, tenemos el deber de reavivar nuestro compromiso con las mujeres y reforzar todas y cada una de las iniciativas encaminadas a alcanzar la paridad y la inclusión", ha asegurado el country manager de ManpowerGroup España, Francisco Ribeiro.

El 77 por ciento de las empresas de la región noroeste se ha marcado objetivos en esta materia, con especial atención a la igualdad salarial (45 por ciento), el aumento de la presencia de mujeres en puestos tradicionalmente masculinos (27 por ciento) y el incremento del número de mujeres en posiciones de liderazgo (27 por ciento).

Por lo que se refiere a los tiempos que manejan para alcanzar sus objetivos, el 84 por ciento de las organizaciones de la región noroeste calcula que será en 2023 cuando puedan conseguir sus metas para aumentar la presencia de mujeres en puestos ocupados generalmente por hombres. Este mismo periodo es el que apuntan el 77 por ciento de las empresas para alcanzar una mayor igualdad salarial.

También señalan que el 75 por ciento de las organizaciones del noroeste está cumpliendo en tiempo o incluso con antelación sus planes para alcanzar una mayor igualdad salarial. Y un 69 por ciento también se encuentra en la misma situación en relación con sus objetivos de incrementar la presencia de mujeres en puestos tradicionalmente masculinos.

Más información