Actualizado 22/09/2022 14:18

Detenido en Miranda (Burgos) por una agresión sexual a una menor

Policía Nacional
Policía Nacional - CARLOS CASTRO / EUROPA PRESS / CONTACTOPHOTO

BURGOS, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Comisaría de Policía Nacional de Miranda de Ebro (Burgos) han detenido a un varón de 24 años como presunto autor de una agresión sexual a una menor de 15 años durante las pasadas fiestas patronales de la Virgen de Altamira.

El pasado 11 de septiembre, sobre las 4 de la mañana, los agentes de Policía Nacional acudieron al entorno del frontón de la calle Rio Ebro, donde al parecer una joven manifestaba haber sido víctima de una agresión sexual.

Los policías se entrevistaron con la víctima, una menor de 15 años que se encontraba en compañía de una amiga y que, en un estado de nerviosismo evidente, aseguraba haber sido agredida sexualmente por un varón al que acaba de conocer en la zona de los conciertos que se celebraban en la calle Cantabria con motivo de las fiestas patronales.

Al parecer, el agresor llevó a la menor a una zona apartada y, después de quitarle el teléfono, la forzó a mantener relaciones sexuales no consentidas.

Inmediatamente, los agentes activaron el protocolo de actuación para este tipo de delitos, solicitando asistencia sanitaria urgente para la víctima y procediendo a localizar a los padres de la misma.

Las primeras labores de investigación en el lugar de los hechos resultaron difíciles, puesto que si bien no se contaba con ningún testigo directo, la zona estaba frecuentada por un gran número de personas que se iban de un concierto y de jóvenes realizando botellón, no localizándose en un primer momento evidencias probatorias.

Desde el principio se descartó la posibilidad de que la agresión se hubiese llevado a cabo por sumisión química de la víctima, y tras gestiones practicadas por los investigadores pudo obtenerse una descripción detallada del autor de la agresión.

Esta línea de investigación llevó a los agentes a la identificación de un varón de 24 años residente en Miranda de Ebro como presunto autor de los hechos.

Al tratarse de un delito contra libertad sexual, fue necesaria la denuncia de la víctima para poder proceder a la detención del agresor, quien, tras pasar a disposición de la autoridad judicial, ingresó en prisión.

Igualmente se le ha tramitado un expediente de expulsión al detenido, al encontrarse en situación irregular en España.

Contador