Detenidos dos hermanos en Salamanca por viajar con 60 kilogramos de hachís en el coche

Publicado 18/02/2015 17:43:09CET
GUARDIA CIVIL

SALAMANCA, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Guardia Civil han detenido en Salamanca a un hombre por viajar con 60 kilogramos de hachís en el coche y a su hermano por viajar como "lanzadera" para evitar posibles controles.

Según ha informado la Comandancia de Salamanca a Europa Press, se trata de dos hermanos de Orense, J. C. R. T. de 34 años y D.R.T. de 38 años, que fueron sorprendidos sobre las 03.30 horas de la noche del 18 de febrero circulando por la A-66, en las proximidades de Salamanca.

El caso comenzó cuando una dotación de la Sección de Intervención Rápida de la Guardia Civil de Salamanca, junto con el perro detector de drogas del Grupo Cinológico de la Comandancia de Salamanca, detuvieron e identificaron al conductor de un turismo Alfa Romeo Giuletta, D.R.T., que se mostraba "muy nervioso" y al que constaba varios antecedentes policiales, entre ellos como autor de delitos de tráfico de drogas.

Ante la sospecha de que pudiera ser un vehículo "lanzadera", los agentes comenzaron a seguirle e instantes después vieron que llamaba por su teléfono móvil, posiblemente para alertar al conductor de otro vehículo, en el que se podían transportar droga.

Inmediatamente, la Guardia Civil localizó en la misma vía un turismo Skoda parado, por lo que se procede a la identificación del único ocupante, que resultó ser, J. C. R. T, hermano del inicialmente identificado.

Tras una revisión superficial del vehículo, ante la sospecha de la existencia de dobles fondos en el mismo, el perro detector de estupefacientes marcó de forma "clara" la zona trasera del habitáculo.

Aunque, en un principio, el reseñado como ocupante del segundo vehículo, manifestó que la droga que transportaba en ese lugar la había tirado al arcén cuando recibió el aviso telefónico, se volvió a revisar el vehículo.

Entonces, descubrieron que debajo de los asientos traseros había una placa metálica atornillada, que tapaba un doble fondo rellenado con paquetes plastificados con bellotas de hachís.

A continuación, los agentes detuvieron al conductor como responsable de un delito de tráfico de drogas, y trasladaron el vehículo a dependencias de la Comandancia de Salamanca para una revisión pormenorizada del coche.

Realizada una revisión "más exhaustiva", localizaron otro doble fondo situado en la defensa trasera del vehículo, cuyo acceso se obtenía desde el maletero tras retirar una placa atornillada.

De la revisión de ambos dobles fondos, obtuvieron un total de 54 paquetes de aproximadamente un kilogramo y doce paquetes de aproximadamente 500 gramos, con un peso total aproximado de 60 kilogramos.

Para leer más