Publicado 22/02/2020 12:14:55 +01:00CET

Escapada en familia para disfrutar de la riqueza de Palencia en Carnaval

El viejo roble de Tosande.
El viejo roble de Tosande. - DIP. PALENCIA

   PALENCIA, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La provincia de Palencia ofrece diferentes alternativas para poder disfrutar de una escapada en familia este fin de semana de Carnaval, que se prolonga hasta el miércoles para los más pequeños, de la oferta de espacios naturales, históricos y monumentales, junto a su propuesta gastronómica.

   El bosque encantado de 'Tejada de Tosande' con tejos milenarios permitirá a los más pequeños rememorar cuentos de hadas y llegar hasta el Roblón de Estalaya, con un recorrido de 4 kilómetros hasta el viejo roble que cuenta con casi un milenio de vida además de disfrutar de espacios como las Tuerces o el cañón de La Horadada.

   Pero la Montaña Palentina ofrece otras muchas alternativas, como la Senda de Ursi, donde arte y naturaleza se mezclan en uno de los

   paseos a pie más atractivos con un trazado circular de 11 kilómetros, que muestra una treintena de curiosas esculturas con las que los miembros del Grupo Muriel rinden homenaje al ilustre escultor palentino

   Ursicino Martínez.

   La Senda del Oso, el Pinar de Velilla o el Bosque Fósil son otras de las muchas opciones que ofrece la Montaña Palentina, adaptadas a todas las edades y niveles de experiencia, para que sólo sea necesario calzar las zapatillas y echar a andar con una sonrisa, sin duda, turismo activo para todos.

   En Tierra de Campos se ofrecen como propuesta de turismo familiar para estas fechas, los ramales Sur y Campos del Canal de Castilla o la vía verde del Tren Burra, el recorrido de una antigua vía de tren, con mirador incluido, la singularidad de la arquitectura tradicional, pues no pasarán desapercibidos los palomares que salpican esta comarca y que son seña de identidad de la provincia de Palencia.

   Otra de las propuestas pasa por descubrir las profundidades de la tierra para descubrir las bodegas del Cerrato en Baltanás, un municipio de unos 1.200 habitantes que atesora unas 380 bodegas subterráneas ordenadas en seis niveles superpuestos.

EL CANAL DE CASTILLA

   Y sin duda uno de los grandes tesoros de la provincia palentina, el Canal de Castilla, una de las mayores obras de ingeniería hidráulica de mediados del siglo XVIII cuyo objetivo principal era transportar el trigo de Castilla hasta el puerto de Santander y que ofrece un recorrido de 207 kilómetros en bici, a pie o en barco.

   Dársenas, acueductos, esclusas, casas de escluseros, molinos,

   fábricas de harina, puentes, presas, almacenes o mazmorras hacen reflexionar sobre lo que fue el espíritu de quienes lo hicieron posible y la necesidad de avanzar en su proyección y conservación.

   Tres ramales, el del 'Norte', desde Alar del Rey hasta Ribas de Campos (Calahorra de Ribas), con un total de 75 kilómetros y el que salva más desnivel y por ello posee 24 esclusas; el de 'Campos', desde Ribas de Campos hasta Medina de Rioseco, es el más llano, solamente se necesitan 7 esclusas y recorre 78 kilómetros y el ramal 'Sur', con 54 kilómetros y 18 esclusas desde Grijota a Valladolid.

   En Frómista, donde se unen los caminos de la fe y la razón, el barco Juan de Homar, amarrado junto a la espectacular cuádruple esclusa, se ofrece para realizar una parte del Camino de Santiago desde Boadilla del Camino a la Villa del Milagro en paralelo al trayecto jacobeo.

   Villaumbrales ilustra al visitante sobre la historia del Canal en su emblemático museo, desde donde partir hasta la villa de San Pedro

   Cultural, en Becerril de Campos, una de las atracciones turísticas más visitadas de la provincia de Palencia.

   Se trata de una antigua iglesia románica del siglo XII que en el año 2015 se convirtió en un centro astronómico cuyo techo reproduce el firmamento, cuenta con un péndulo de Foucalt y muestra un satélite Lisa Pathfinder donado por la Agencia Espacial Europea.

   Junto a ello, la oferta gastronómica de toda la provincia palentina, con tres rutas diseñadas que permitirán disfrutar desde un buen y afamado queso a un vino de Palencia, pasando por las morcillas de Villada, los embutidos de Cervera o el pan de Ampudía.