Escuelas Católicas CyL apuesta por reforzar su sentido de identidad y unidad

Actualizado 07/06/2019 14:28:03 CET
Escuelas Católicas CyL apuesta por reforzar su sentido de identidad y unidad
ESCUELAS CATÓLICAS CYL.

VALLADOLID, 7 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Asamblea de Escuelas Católicas Castilla y León, en la que están representados los 182 colegios de la organización, se ha reunido hoy para hacer balance del año y fijar las líneas de futuro, entre las que aboga por reforzar su sentido de identidad y unidad.

La reunión ha contado con la presencia de Fernando Rey, consejero de Educación de la Junta de Castilla y León, quien agradeció el trabajo desarrollado por las entidades y centros católicos, y les animó a seguir trabajando. "La escuela concertada católica asegura calidad y equidad, está en vanguardia, se renueva. Lo estáis haciendo bien", dijo en su intervención.

Fernando Rey se despidió también de su labor como consejero de Educación."Me llevo en el corazón agradecimiento y emoción. Me voy agradecido del trabajo de todos los actores de la educación de Castilla y León. Y a los representantes de la escuela católica quiero daros las gracias por el trabajo fantástico que hacéis. Es un trabajo necesario, imprescindible y complejo en medio de muchas dificultades", comentó el consejero.

Rey también tuvo palabras de agradecimiento para la escuela católica: "Cuando oigo ataques a la concertada, pienso que tenemos 9.000 profesionales en la concertada que están trabajando día a día con mucho esfuerzo y con grandes resultados. El nivel de calidad de la educación es mayor en autonomías con una concertada de aproximadamente 30% como en Castilla y León. La presencia de la concertada eleva el nivel educativo, por eso el objetivo es seguir mejorando la educación pública, para que ambas estén equilibradas".

También habló de los objetivos cumplidos en su legislatura con respecto a la concertada: "Abrimos el capítulo de la partida de Otros Gastos, mejorándolo con la educación especial, pero soy consciente de que está insuficientemente atendido. Además habrá un cambio de calado con respecto a la carrera profesional docente, por lo todos los profesores de la concertada y la pública podrán beneficiarse con una mejora de las condiciones de trabajo ya que hace falta mejorar y reconocer el trabajo, es de justicia, y en Castilla y León tenemos el nivel más bajo en este sentido".

Por su parte, el presidente de Escuelas Católicas Castilla y León, Máximo Blanco, animó a los cerca de 250 representantes de los titulares de los colegios y a la organización en general, a "sentir a Escuelas Católicas como parte de nosotros, ya que llevamos la voz del conjunto, y a reforzar el sentido de identidad y unidad, humanizar la educación, a defender la escuela católica como bien social y a prestar atención a la demanda de las familias ante una situación política de incertidumbre".

Para Blanco la misión de la institución "es evangelizar a través de un humanismo cristiano, poniendo al alumno en el centro, con un estilo propio cercano a Jesús".

La Asamblea se reunió en el Colegio Ave María de Valladolid y sus asistentes pudieron aprobar las cuentas del curso y los presupuestos del próximo, además de analizar los principales problemas de la educación actual y las demandas más importantes de los centros afiliados.

DEFENSA DE LA CONCERTADA

De este modo, Escuelas Católicas Castilla y León se ha comprometido en varias líneas de acción de futuro con el objetivo de prestar un mejor servicio a la sociedad y a los centros educativos. Así, de nuevo la patronal ha expresado la necesidad social de la educación concertada.

"Es necesario que la enseñanza concertada siga teniendo el respaldo y reconocimiento público que merece, por su contribución a la educación y por hacer posible la libertad de enseñanza", se subrayó en la declaración final.

También defendió la demanda social como criterio de programación de puestos escolares gratuitos y la complementariedad de las redes pública y concertada. "La oferta educativa debe construirse desde el respeto a la demanda social de las familias y a la libertad de elección de centro educativo".

Por otra parte, en su compromiso de mejorar la educación Escuelas Católicas Castilla y León exige de nuevo un Pacto de Estado por la Educación con la participación de todos los sectores.

La patronal también se refirió al próximo nuevo gobierno autonómico: "Solicitaremos que tenga en cuenta nuestras reivindicaciones, nuestra identidad, nuestra participación en la calidad de la educación de la comunidad y que respete la elección de las miles de familias que cada curso confían en nuestros centros educativos".

Escuelas Católicas, como institución que presta un servicio y acompañamiento a sus centros, adquiere también para el próximo curso el compromiso de profundizar en la ayuda por alcanzar la excelencia pedagógica y en el apoyo a las entidades titulares para asegurar la continuidad de los centros y de la misión evangelizadora de la Iglesia.

Por su parte, Leandro Roldán, secretario autonómico de Escuelas Católicas Castilla y León, agradeció la labor del consejero de Educación, avalada por su actitud dialogante y una sensibilidad especial hacia la educación concertada.

"Siempre ha defendido la complementariedad de las dos redes y ha reconocido el aporte de calidad de la concertada", dijo.

La asamblea, que ocupó toda la mañana y en cuyo inicio estuvieron presentes responsables de organizaciones sindicales y de padres, junto con Jesús Manuel Hurtado, director general de Recursos Humanos de la Consejería de Educación, prosiguió con informaciones sobre las diversas actividades programadas desde la institución, y diversas novedades jurídicas en el ámbito laboral y administrativo.

Durante la Asamblea también se hicieron entrega a diversos centros las nuevas acreditaciones del Plan Integral de Plurilingüismo Educativo (PIPE) y del Plan BIBE, programas de idiomas que impulsa Escuelas Católicas Castilla y León desde 2011 para complementar e ir más allá en la mejora educativa de idiomas en los centros participantes.

EL PIPE

Actualmente, el programa PIPE alcanza este curso 84 centros adscritos, con 8.800 alumnos que han podido certificar sus conocimientos por medio de los exámenes oficiales de Trinity College London y Cambridge English.

El Plan BIBE, programa de idiomas dirigido a alumnos de 0 a 6 años, se imparte ya en 26 centros.

Además, se hizo entrega de los diferentes galardones del XII Premio a la Innovación y Experimentación en Pastoral, patrocinado por la Editorial Santillana.

El primer premio, dotado con 1.500 euros, fue para el proyecto: 'The wonderful wizard of love', del Colegio La Asunción de León.