Expertos en política, cultura y medios de comunicación reflexionan sobre los inicios de 'Cuadernos para el diálogo'

Actualizado 17/12/2013 21:47:42 CET

SALAMANCA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Aula de Grados de la Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA) ha acogido este martes un debate sobre la dimensión cultural de la publicación 'Cuadernos para el Diálogo' a lo largo de las décadas de los años 60 y 70.

En esta segunda jornada, la primera tuvo lugar en Madrid, han intervenido el colaborador de la publicación, Álvaro del Amo y de la Iglesia; el secretario de redacción, consejero técnico de dirección y director de la revista, Guillermo Altares, hijo de Pedro Altares y el editor del consejo de redacción de 'Cuadernos para el Diálogo', Rafael Martínez Alés.

El catedrático de la UPSA Ángel Losada Vázquez, ha moderado el debate, en el que ponentes han relatado su experiencia y han comentado la importancia que tuvo la revista en la sociedad de la época. "Surgió y resucitó la palabra diálogo, algo que no existía", ha comentado Álvaro del Amo.

Tras él, Martínez Alés ha recordado el lenguaje "crítico" de las publicaciones que permitió "convivir con la censura con cierta libertad" para tratar diversos temas vetados hasta entonces. Guillermo Altares, por su parte, ha querido remarcar la labor de politización de la sociedad de entonces llevada a cabo por 'Cuadernos para el Diálogo'.

La sesión vespertina ha continuado con un café tertulia presentado por el vicerrector de Ordenación Académica de la UPSA, José Manuel Alfonso, y moderado por el periodista Germán Camarero. Los ponentes en esta ocasión han sido el ex alcalde de Salamanca, Jesús Málaga; la ex concejal del Ayuntamiento de la ciudad, Pilar Fernández Labrador; y el periodista, Santiago Juanes, que han ofrecido a los asistentes su visión acerca de la influencia de esta publicación.

Málaga ha recordado que en esta época aparecieron conceptos que hasta el momento se desconocían, como democracia, sindicato de clases, sufragio universal. "Debido a la censura, eran años de sobreentendidos entre periodista y lector, de interpretaciones a veces, erróneas. Por otro lado, la universidad, que era pobre, masificada y sin medios, tenía muchas huelgas. El nacimiento de una España que 'Cuadernos para el Diálogo' ayudó a alumbrar fue, precisamente, su tumba", ha asegurado el ex alcalde de la ciudad.

Por otra parte, Pilar Fernández Labrador ha afirmado que "cualquier institución que propague la cultura tiene mi reconocimiento. La ciencia o el arte no pertenecen a ninguna idea política ni clase social".

Santiago Juanes ha asegurado que "no fue una etapa fácil" y que es "doloroso cómo se cuestiona y menosprecia a la gente que se jugó muchas cosas durante esta etapa". Asimismo, ha afirmado que "se está perdiendo la capacidad de leer e interpretar".