10 de abril de 2020
 
Publicado 19/02/2020 15:49:36 +01:00CET

Fiscalía y Renault mantienen peticiones de 5 años para los acusados del robo de 5.000 inyectores

Imagen Aérea De Las Factorías De Renault En Valladolid. Foto archivo.
Imagen Aérea De Las Factorías De Renault En Valladolid. Foto archivo. - RENAULT - Archivo

   VALLADOLID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El Juzgado de lo Penal número 2 de Valladolid ha dejado visto para sentencia el juicio por el robo de más de 5.000 inyectores por valor de 255.000 euros detectado en 2016 en Motores de Renault en la capital del que se han declarado inocentes dos de los cuatro encausados, mientras que los otros dos se han reconocido autores de un delito de hurto.

   Se da la circunstancia de que entre los presuntos responsables figuran dos trabajadores por aquel entonces de la multinacional del rombo, Antonio Jesús M.C. y Lucio del V.G, y junto a ellos un 'externo', Ricardo S.S, presunto colaborador, y el ciudadano de origen marroquí Abdelaziz J ('Asis'), este último como la persona que supuestamente, al igual que el también magrebí Morad A ('Morad'), en paradero desconocido, encargaba a los primeros el sistemático robo de inyectores.

   El defensor de Antonio Jesús M.C, y de Ricardo S.S. han pedido para ellos un año de cárcel por delito de hurto, con la atenuantes de dilaciones indebidas y los letrados del resto han mantenido su petición absolutoria.

   Frente a ellos, el fiscal del caso ha mantenido invariable su petición de pena para los cuatro procesados por delito continuado de robo, a razón de cinco años de cárcel para cada uno, solicitud a la que se ha adherido Renault, en calidad de acusación particular y que pedía, inicialmente seis años de cárcel para los tres españoles acusados y cinco años y medio para el marroquí.

   En concepto de responsabilidad civil, las acusaciones pública y particular han reclamado a los acusados el pago, conjunto y solidario, de indemnizaciones por importe de 255.942 y 285.164 euros, respectivamente.

   Durante la vista oral del juicio, las acusaciones han fundamentado la incriminación de los acusados en la investigación, primero emprendida por la propia factoría y luego por la Policía Nacional, iniciada en noviembre de 2016 a raíz de una de las periódicas auditorías realizadas por la empresa automovilística que detectó un "desfase no justificado" del stockaje de inyectores.

Para leer más