'Fuenteovejuna' desembarca en Valladolid con aromas, colores y música cubanos pero con el mensaje de Lope intacto

Actualizado 10/06/2010 16:38:09 CET

VALLADOLID, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

El montaje 'Fuenteovejuna' desembarcará este fin de semana en el teatro Zorrilla de Valladolid de la mano de la compañía Mefisto Teatro y envuelto de aromas, colores y música cubana pero con el mensaje de Lope de Vega intacto.

La propuesta, estrenada en la clausura del festival de Teatro Clásico de Almagro del pasado año y que este año recalará en todas las citas de estas mismas características que se celebran en España, obra de Liuba Cid, mantiene el verso clásico de Lope e incorpora elementos de otros autores como José Martí.

Todo ello, según explicó Cid en la rueda de prensa de presentación que tuvo lugar hoy, ambientado en la realidad cercana a la cultura caribeña y, especialmente, afrocubana ya que los pilares de la versión de Cid se sustentan, precisamente, en la creencia afrocubana: el protagonista, Fernán Gómez (el Comendador), interpretado por el conocido actor cubano Vladimir Cruz, cree personificar en la tierra la palabra del dios guerrero Changó.

Cruz, quien confesó que para un actor cubano es un "privilegio" interpretar a un autor como Lope y hacerlo ante el público español, se congratuló por el hecho de interpretar al protagonista del montaje así como al antagonista (se dice que el protagonista es el pueblo) y destacó que, al margen de sus trabajos en el cine, donde se ha estrenado también como guionista y director y de su escaso interés por la televisión, el teatro le aporta una "cura de humildad" que no "puede permitirse el lujo" de perder.

En referencia a su interpretación, la directora ensalzó poder ver al actor en un papel de "malo malísimo" tras la imagen que el público conserva de su participación en 'Fresa y Chocolate' así como el "muy importante" trabajo gestual que realiza en la obra para transmitir el efecto de las máscaras.

Las deidades no están tan presentes en el personaje de Claudia López, joven actriz que, tras el trabajo "arduo" realizado para salvar las dificultades que conlleva el verso, interpreta a una Laurencia alejada de su imagen tradicional y convertida en una figura exhuberante, salvaje y muy visceral.

El montaje, que pese a los deseos de la compañía aún no ha recibido invitación para ser representado en Cuba, se adereza con elementos próximos al teatro cubano contemporáneo así como con un vestuario inspirado en el del Siglo de Oro pero adaptado, con música de shekeré y 'batá' en directo y una escenografía presidida por un telón de grandes dimensiones inspirado en el cuadro 'La Jungla' de Wilfredo Lam y que acerca al público a un bosque.

"Los actores alcanzan un nivel de lirismo y musicalidad en su propia forma que no sólo no daña el texto de Lope si no que aporta", aseguró la creadora y directora del montaje, quien calificó de "absolutamente positiva" la respuesta obtenida del público con su 'Fuenteovejuna', que "llega a todos" y con la que le gustaría viajar a Cuba, país en el que el montaje original llegó en 1954 y que se ha representado en más de 200 ocasiones.