La gala de los Max reivindicará las artes escénicas como 'La Fiesta de la Libertad'

Presentación de los Premios Max, 16-1-19
EUROPA PRESS
Actualizado 16/01/2019 12:54:42 CET

El Calderón de Valladolid acogerá el 20 de mayo una cita que recala por primera vez en Castilla y León

VALLADOLID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

La gala de entrega de los XXII Premios Max de Teatro que organiza la Fundación SGAE y que tendrá lugar el próximo 20 de mayo en el Teatro Calderón de Valladolid servirá para reivindicar el papel de las artes escénicas como 'La Fiesta de la Libertad'.

Éste es el lema escogido para un evento que se celebrará por primera vez en Castilla y León, tras pasar por otras ciudades como Sevilla, Barcelona, Bilbao, Córdoba, Guadalajara, Las Palmas de Gran Canaria, Madrid, Valencia, Vigo o Zaragoza.

Valladolid acogerá la gala merced al convenio firmado este miércoles entre su alcalde, Óscar Puente, y la directora de la Fundación SGAE, Ana Graciani, por el que la entrega de premios tendrá como escenario al Calderón, el cual conmemora las dos décadas de su reinauguración.

Según ha desvelado Graciani, a esta XII edición de los Max --cuyo nombre deben al personaje Max Estrella de la célebre obra de Valle-Inclán 'Luces de Bohemia'-- han concurrido 359 espectáculos para sus 19 categorías, lo que supone más de 3.000 profesionales de las artes escénicas implicados.

El próximo 14 de febrero se anunciarán los candidatos entre los que elegirá el jurado, con la excepción del Premio Max del Público, el cual se podrá votar a través de la aplicación online #VotaMax.

Sobre el lema de la gala, Graciani ha defendido la libertad creativa de los artistas en un momento en el que "el debate está en la calle" y en la que "la autocensura se da con mucha frecuencia".

"Este año queremos celebrar que la piedra filosofal de la creación, el único camino para que el hecho escénico sea algo sublime, es la libertad. Por eso convocamos esta fiesta de la libertad. Para tener muy presente que una sociedad sin libertad plena en sus expresiones artísticas, está condenada a ser una sociedad enferma", ha destacado.