Los grupos del Ayuntamiento de Valladolid constatan el "cariño" de la ciudadanía hacia Bolaños, recibido ya en vida

Pleno en recuerdo de Tomás Rodríguez Bolaños. 5-11-2018
EUROPA PRESS
Publicado 05/11/2018 14:42:06CET

Ciudadanos y PP reivindican su "ejemplo" para poner a las personas por delante de las rivalidades políticas

VALLADOLID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

Muchos de los grupos municipales del Ayuntamiento de Valladolid han coincidido este lunes durante el Pleno extraordinario en memoria del fallecido exalcalde Tomás Rodríguez Bolaños en constatar el "cariño" que guarda la ciudadanía al exregidor socialista y que recuerdan que ya fue consciente "en vida" de ese reconocimiento por parte de los vecinos.

Así lo han señalado los portavoces de los grupos y el concejal no adscrito durante las breves intervenciones que han realizado en el Pleno extraordinario celebrado este lunes para acordar el inicio de los trámites para el nombramiento del fallecido alcalde Tomás Rodríguez Bolaños como Hijo Predilecto y la concesión, a título póstumo, de la Medalla de Oro de la ciudad.

La sesión, con una duración de aproximadamente 45 minutos ha comenzado por un emotivo minuto de silencio y se ha desarrollado con la presencia de la corporación al completo, con algunos de los ediles guardando luto con corbatas o vestidos negros y también con una notable presencia de público que ha aplaudido todas las intervenciones, especialmente las del portavoz del PSOE, Pedro Herrero, y del alcalde, también socialista, Óscar Puente.

El portavoz del Grupo Popular, Antonio Martínez Bermejo, ha ensalzado la entrega de Rodríguez Bolaños a "su familia, sus amigos y a su Valladolid", así como un legado que hoy permite que la ciudad sea "más abierta, más plural y más humana" gracias al exalcalde y "a todos los que trabajaron entonces".

También ha recordado que sus 16 años de mandato "marcaron a la ciudad como marca el primer beso" y también que dieron paso, "con un traspaso de poderes ejemplar", al Partido Popular de Francisco Javier León de la Riva, de quien acabó por ser "buen amigo".

Por ello, Martínez Bermejo ha querido situar a Bolaños como "ejemplo" de trabajo por la vida municipal y de que "el diálogo lo allana todo y hace caer las murallas más altas". Así, ha reflexionado que en las conversaciones que él pudo mantener con el exregidor comprendió que en esos años "la concordia, el consenso" y el "encuentro político" fueron "vitales", al tiempo que ha aseverado que hoy serían "muy necesarios".

"¿Cuándo caímos en el desencuentro? ¿Cuándo un voto fue más importante que un amigo o un compañero?", se ha preguntado Martínez Bermejo antes de incidir en la necesidad de volver "a la política de diálogo y de acuerdos".

Mientras tanto, el portavoz socialista, Pedro Herrero, se ha referido a que Rodríguez Bolaños "dejó huella en la política con mayúsculas", algo que considera que "requiere más práctica que teoría", hasta el punto de que ha concluido que los miembros de la actual Corporación son "beneficiarios de la estructura y sistema de gestión" que los equipos de Gobierno del fallecido instauraron.

Además de defender su legado para "dar servicio a los vecinos" de la ciudad, Herrero ha incidido en que los 16 años de mandato de Rodríguez Bolaños marcaron "un antes y un después" para completar la transición de la dictadura a la democracia.

Herrero ha añadido que Bolaños se lleva "lo más grande", en referencia al "cariño sincero" de los vallisoletanos, con la peculiaridad de ser el primer alcalde que puede recibir una despedida en la Casa Consistorial honrado por su vecinos. Por ello, ha interpretado que su féretro representa a todos los políticos fallecidos, que fueron elegidos en democracia pero no pudieron recibir un homenaje, como los también socialistas Federico Landrove y Antonio García Quintana.

La portavoz de Valladolid Toma la Palabra, María Sánchez, ha coincidido en que la "inmensa mayoría" de la ciudadanía tiene un buen recuerdo de Bolaños, que no ha encontrado "una mala palabra" sobre su figura. De hecho, ha empleado unas palabras que escuchó el pasado sábado en la capilla fúnebre a alguien que veía "asombroso y maravilloso" que ese homenaje fuera en memoria de un político.

María Sánchez ha destacado que Rodríguez Bolaños pudiera mantener la "bonhomía" incluso en los tiempos "más difíciles" y, aunque ha reconocido que su grupo político, no es muy partidario de conceder distinciones a personas concretas como el título de Hijo Predilecto o la Medalla de Oro, entiende que en este caso está "más que justificado".

La portavoz de Sí Se Puede, Charo Chávez, ha ensalzado la figura del exalcalde socialista como un "sinónimo de cambio, de forja política y de proximidad con la ciudadanía", y que tuvo una "contribución clave al desarrollo ciudadano", gracias al aplomo que mantuvo durante sus cuatro legislaturas al frente del Consistorio.

Según Chávez, una de las principales virtudes de Bolaños fue "anteponer los intereses y el bienestar de todos los vallisoletanos" a la política.

Por su parte, la portavoz del Grupo de Ciudadanos, Pilar Vicente, ha situado a Rodríguez Bolaños como "imagen de una época de cambio en Valladolid" y como un "referente" para la política municipal en todo el país.

Además, ha apuntado que ha obtenido varias lecciones del fallecimiento del exalcalde, como que "la vida pasa rápido y hay que vivir intensamente" y, una más política, como el talante político de Rodríguez Bolaños con "aquel que tenía una forma de pensar opuesta a la suya".

En cuanto al edil no adscrito, Jesús Presencio, ha aseverado que Bolaños ha dejado "una impronta en el corazón" de todos los vallisoletanos y se ha quedado con el cariño y agradecimiento que se le ha mostrado en los últimos días.