Actualizado 12/06/2012 21:21

IU de Ávila llama a los sanitarios a la "objeción de conciencia" para que no se deje de atender a los inmigrantes

ÁVILA, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

Izquierda Unida de Ávila ha llamado hoy a la objeción de conciencia de los sanitarios para que no dejen de atender a los inmigrantes cuando entre en vigor la nueva ley, y ha calificado como "racista" la normativa, a la vez que pide a la Junta que dé marcha atrás a la norma, como han hecho País Vasco y Cataluña.

La responsable de Inmigración de IU, Sara Doval, asegura que se saturarán las urgencias cuando entre en vigor la ley, e insta a los profesionales a que sigan atendiendo a las personas porque la medida "golpeará a todos los españoles, pero en especial a la personas más desfavorecidas, como son en buena parte los inmigrantes".

Desde IU se oponen a "la estigmatización de la población, porque es una medida que debilita el estado democrático y genera exclusión social".

Doval niega el argumento del gasto sanitario generado por la población inmigrante: "sólo el 4 por ciento -según el estudio realizado por Médicos Sin Fronteras en 2009- de la población inmigrante que llegó a España lo hizo por motivos de salud, por lo que se descarta que abusen de la sanidad".

Destaca que no se ha presentado un informe económico de lo que supone la misma y, además, "supondrá un aumento del coste del sistema con la saturación de las urgencias sanitarias".