Publicado 04/03/2021 15:17CET

Junta destina 172,1 millones a través del ICE y de Agricultura al desarrollo tecnológico y la innovación de las empresas

VALLADOLID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Delegada para Asuntos Económicos celebrada este jueves ha aprobado distintos expedientes de carácter económico que permiten a la Consejería de Economía y Hacienda, a través del Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE) y a la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural reforzar en 2021 la competitividad y la innovación de las empresas de la Comunidad con un presupuesto de 172,1 millones de euros.

Así, a través del ICE destinará 94,1 millones de euros para impulsar la competitividad y la innovación, el desarrollo de procesos de I+D, y la aplicación de tecnologías de la información y la comunicación en las empresas. Estas ayudas están cofinanciadas por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional.

De estos 94,1 millones, 16,6 millones se destinarán a la competitividad empresarial de las pymes y para fomentar la innovación mientras que otros 71,5 millones se dirigen proyectos de I+D, para planes estratégicos en materia de I+D, para proyectos de transferencia del conocimiento de organismos de investigación a pymes, para proyectos de I+D de centros tecnológicos en colaboración con empresas y, por último, para proyectos de I+D tecnológicos de interés regional realizados por los centros tecnológicos de Castilla y León.

Completan los 94,1 millones de euros la partida de seis millones a proyectos de desarrollo de las tecnologías de la información y comunicación de las pymes y de incorporación de soluciones avanzadas en materia de la sociedad de la información. Estas ayudas son especialmente importantes para el sector empresarial en la actualidad, pues la situación provocada por la crisis del COVID-19 ha conllevado una implantación más generalizada del teletrabajo y ha implicado inversiones en conectividad, sistemas y servicios.

Por su parte, desde la Consejería de Agricultura se movilizarán 78 millones de los que 70,8 millones están dirigidos a apoyar activos físicos en la industria agroalimentaria, para la transformación, la comercialización y el desarrollo de productos agrícolas; otros 4 millones de euros son para proyectos inversores en industria foresta y 3,1 millones para la innovación agroalimentaria.