La Junta invierte 37.000 euros en la consolidación de la iglesia de Santo Tomás Apóstol en Mosarejos (Soria)

Actualizado 14/05/2014 16:28:42 CET

SORIA, 14 May. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Cultura y Turismo, a través del proyecto cultural Soria Románica, ha invertido 37.200 euros en consolidar la iglesia de Santo Tomás Apóstol de Mosarejos, de la que es originario el artesonado que se expone en el Museo Catedralicio Diocesano de El Burgo de Osma.

El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Soria, Manuel López, ha visitado este miércoles esta iglesia en Mosarejos (término municipal de Recuerda), en la que se han llevado a cabo diversas obras de consolidación, que ha ejecutado la empresa Rehabisoria.

La intervención ha consistido en proteger el ábside, al que se ha trasladado la pila bautismal para su mejor conservación, con una cubierta convencional a tres aguas, para resguardarlo de las inclemencias meteorológicas.

También se ha preservado la portada románica mediante una cubierta a un agua, similar a la que hubo hasta hace cuatro años, recreando la anterior galería.

Se ha drenado, nivelado y limpiado tanto el suelo de la nave como el espacio situado en la galería repuesta, poniendo especial atención en la zona de peldaños, restituyendo las cotas de pavimento a su estado anterior.

Enclavada en el Barrio de Abajo de Mosarejos, la iglesia de Santo Tomás Apóstol conserva las proporciones románicas, época en que fue construida al igual que la vecina de Galapagares.

El templo consta de una nave que posteriormente fue recrecida en todo su perímetro y su hastial oeste posee espadaña de buena sillería. Completan el conjunto arquitectónico ábside, sacristía y atrio postmedieval, así como un pequeño cementerio adosado.

Es probable que cuando se construyese tuviera un pórtico de madera, que luego se reconstruyó en mampostería aprovechando elementos anteriores.

Esta estructura protegía la parte románica más sobresaliente del templo, su portada, con tres arquivoltas y chambrana apoyadas sobre unos capiteles expoliados en 2012. Un tejaroz sobre canecillos la completa.

La nave venía cubierta por una estructura de madera, cuyo derrumbe apenas ha dejado vestigios de su hechura.

ARTESONADO DE MOSAREJOS

La parte más sobresaliente de esta iglesia parroquial de Santo Tomás Apóstol es su artesonado de estilo mudéjar, de finales del siglo XVI, que cubría el ábside y que ha sido objeto de diversas actuaciones por parte de la Junta de Castilla y León.

Policromado y de planta ochavada es de similares características a otros conservados en poblaciones como Aldea de San Esteban (que cierra toda la nave), La Cuenca, Aldehuela de Calatañazor (más sencillo) o Velilla de la Sierra.

Fue recuperado y restaurado en su día por la Junta de Castilla y León, con un presupuesto de 67.500 euros, y ubicado en la concatedral de San Pedro, en Soria, con motivo de la exposición de las Edades del Hombre 'Paisaje Interior', celebrada en 2009.

Se trata de una magnífica pieza que encajaba perfectamente en el relato de la exposición y permitía difundir el trabajo de recuperación del patrimonio realizado por la Junta a través del proyecto cultural Soria Románica.

Desde entonces, el artesonado había permanecido expuesto en la concatedral, ya que no interfería en el espacio dedicado al culto, a pesar de que sí ocultaba parte de los muros de la capilla bautismal, los cuadros que allí se encuentran y el retablo, hasta que, en el pasado mes de octubre, la Consejería de Cultura y Turismo asume el proyecto de desmontarlo y trasladarlo a la catedral de El Burgo de Osma.

A finales del pasado año la Dirección General de Patrimonio Cultural, con una inversión de 48.800 euros, concluyo la instalación del artesonado en el Museo Catedralicio, apoyándolo sobre un anillo estructural metálico, que permitiría volver a ubicarlo en su edificio original, en caso de considerarse oportuno.