Publicado 27/07/2021 13:03CET

La Junta prevé acabar con más de 2.200 escombreras antes de finalizar 2023

Participantes en la comisión de seguimiento en Salamanca del Programa para la Recuperación Ambiental de Zonas Degradadas por el Depósito de Residuos Inertes.
Participantes en la comisión de seguimiento en Salamanca del Programa para la Recuperación Ambiental de Zonas Degradadas por el Depósito de Residuos Inertes. - EUROPA PRESS

SALAMANCA, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Junta prevé acabar con el Programa para la Recuperación Ambiental de Zonas Degradadas por el Depósito de Residuos Inertes antes de que finalice 2023, lo que supondrá trabajar y restaurar unas 2.200 escombreras localizadas en las nueve provincias de la Comunidad.

Así lo ha destacado el viceconsejero de Infraestructuras y Emergencias, José Luis Sanz, quien ha participado en la comisión de seguimiento de este programa en Salamanca que permite restaurar vertederos ilegales que acogen, principalmente, residuos inertes procedentes de tareas de construcción y reformas en inmuebles.

Según ha explicado, la tarea consiste en la retirada de residuos que han de estar en centros especiales de tratamiento y sellar el resto con el acopio de tierra propia de cada zona, para luego, además, disponer la superficie con una disposición acorde a la orografía del lugar, con siembra y plantación en algunos casos.

Tal y como ha explicado, la Junta procedió inicialmente al sellado de 556 vertederos en la Comunidad, con una inversión de 127 millones de euros, y firmó acuerdos con diputaciones y otras entidades para seguir adelante hasta llegar al objetivo de acabar con el resto de estas escombreras.

En el caso de Salamanca, ha precisado, al estar en su provincia para comprobar el seguimiento del programa, el proceso inicial permitió el sellado de 58 vertederos y en 2018 se sumó el acuerdo con la Diputación, en el que la Junta se comprometió a la adecuación de otros 61 puntos localizados, un número que se ha incrementado al tener conocimiento de nuevos espacios de este tipo.

En total, incluyendo los comprometidos con la Diputación y el resto, los responsables del área han restaurado 72 escombreras en la provincia y están actualmente en ejecución otras 118 que se han ido añadiendo, con el propósito de terminar con este tipo de puntos ilegales de vertidos antes de finalizar 2023, según la previsión.

Así, en total, serán 190 espacios de vertido en 155 localidades diferentes con una inversión de 1,6 millones de euros y una superficie restaurada en la provincia de 776.520 metros cuadrados, ha explicado.

En este convenio, dentro del compromiso adquirido, la Diputación están en proceso de licitación para la puesta en servicio de áreas donde recoger estos residuos y su posterior traslado a centros de tratamiento, que se han dividido en cinco zonas: Salamanca, Béjar, Vitigudino, Ciudad Rodrigo y Peñaranda, según ha explicado el diputado delegado de Medio Ambiente, Román Hernández, quien ha asistido a la reunión.

Para leer más