Más de 26.400 familias de CyL, el 74% de los usuarios diarios del servicio, recibirán ayudas de comedor escolar

Comedores escolares
JUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo
Publicado 24/10/2018 12:43:17CET

VALLADOLID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Educación ha concedido 26.470 ayudas este curso 2018-2019 en Castilla y León para becas de comedor escolar, para lo que se invertirá un presupuesto de unos 17,5 millones de euros. De ellas, 20.301 comensales se beneficiarán de una ayuda del 100 %, lo que supone que casi el 60 % de los escolares que acude al comedor escolar disfruta de la gratuidad total, incluyendo comedores transportados.

Tras el Acuerdo del Consejo del Diálogo Social de Castilla y León de 2015, renovado hasta 2021, en el que se aprobaron nuevos umbrales de renta, la Administración educativa autonómica constata un nuevo incremento de ayudas, tanto en cantidad como en calidad. Así, alrededor de 1.700 nuevos niños disfrutan de una ayuda de comedor este curso, al pasar de 24.700 comensales con alguna ayuda en el curso 2017-2018 a 26.500 el curso actual.

El comedor escolar es un importante instrumento de conciliación de la vida familiar, laboral y escolar. Es, además, un servicio que favorece la compensación de posibles carencias socioeconómicas y, por ello, es garante de la escolarización en condiciones de igualdad gracias al sistema de ayudas implantado por la Consejería de Educación. Prueba de ello son los más de 45.500 escolares que cada día hacen uso de este servicio en los 506 comedores que existen en los colegios públicos de infantil y primaria de Castilla y León.

Por ello, la Administración educativa autonómica presta especial atención en la regulación y tramitación de las ayudas de comedor escolar en aras de facilitar el acceso al mayor número de posible de alumnos, mitigando así las diferencias socioeconómicas que pudieran sufrir las familias.

Estas ayudas consisten en una bonificación del precio del menú, que puede ser del 50 %, del 75 % y del 100 %. Así, las becas del 100 % se conceden, además de a los transportados, a quienes tienen una renta por la unidad familiar por debajo de unos umbrales; a las familias numerosas de categoría especial; a alumnos en situación de acogimiento; a víctimas de violencia de género; a víctimas de terrorismo y en determinados casos de situaciones carenciales específicas; las del 75 % por motivos de renta y las de 50 % se reconocen por motivos de renta y por ser familia numerosa de categoría general.

Tras el Acuerdo del Consejo del Diálogo Social de Castilla y León de marzo de 2015, se aprobaron nuevos umbrales de renta para el acceso al sistema de ayudas, mejorándose el mismo con el fin de llegar a más familias.

Esta modificación refuerza la función social que se imprime al comedor escolar al disminuir las consecuencias derivadas de las carencias de tipo familiar, económico y sociocultural. Se añade, así, a estos objetivos el ánimo de favorecer la consolidación del tejido social en el medio rural, fijando población joven y estimulando así la solidaridad y el acceso a los servicios a toda la población.

La aplicación de este acuerdo fue plena en el curso 2016-2017 y el incremento de comensales con ayuda reconocida se incrementó sensiblemente hasta los 19.210 con gratuidad total -4.179 más que en 2015-2016-. De hecho, las ayudas del 100 % sin incluir transportados, se incrementaron en más de un 56 %

Tras comprobar la repercusión positiva que el incremento de umbrales tiene en las familias, se firmó un nuevo Acuerdo del Diálogo Social en Materia de Educación para el periodo 2017-2021. De esta forma, en el curso 2017-2018 un total de 24.721 comensales contaron con alguna ayuda: del 100 %, 19.663, de los cuales 7.444 fueron transportados; con bonificación del 75 %: 1.463 comensales y del 50 %, 3.595.

Este curso 2018-2019, han resultado beneficiarios de estas ayudas 26.470 alumnos. De ellos, 20.301 se beneficiaron de la gratuidad total del servicio -7.179 transportados y 13.122 con una bonificación del 100 %-; con ayuda del 75 %: 1.835 comensales y del 50 % un total de 4.334 escolares.

Al comparar los datos con los del pasado curso escolar, se pone de manifiesto un nuevo incremento de ayudas, no solo en el número de becados sino que lo son en mayor porcentaje de gratuidad. Así, se ha pasado de 24.721 comensales con alguna ayuda a 26.470; 1.749 nuevos niños disfrutan de una ayuda de comedor este curso escolar.

Como conclusión, Castilla y León cuenta con más de 45.000 comensales totales, incluyendo a usuarios esporádicos, siendo la asistencia media diaria al comedor de 35.800 niños. De ellos, más del 74% de ellos disfrutará este curso de alguna ayuda. Y lo que es más representativo, de los niños que acuden diariamente al comedor escolar casi el 60 % disfruta de gratuidad total. Así, en relación al coste que supone el aumento de las ayudas el presupuesto por curso se sitúa en unos 17,5 millones de euros -un millón de euros más con respecto al anterior periodo escolar-.