NNGG recuerda en Palencia a Miguel Ángel Blanco

Actualizado 12/07/2016 14:54:43 CET
EUROPA PRESS

PALENCIA, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

Nuevas Generaciones (NNGG) ha recordado en Palencia al concejal del PP en el Ayuntamiento de Ermua Miguel Ángel Blanco, asesinado por ETA hace 19 años, con la lectura de un manifiesto, el encendido de velas y una ofrenda floral junto a su imagen ubicada frente a la sede del Partido Popular en la capital.

El presidente de Nuevas Generaciones de Palencia, Rodrigo Mediavilla Pérez, ha leído un manifiesto en el que ha afirmado que en la actualidad está en juego el relato final que "no puede ser escrito por los que no condenan el terrorismo" ejercido por ETA durante décadas y además están pendientes de esclarecer "demasiados crímenes".

Por ello, ha subrayado como deber político e institucional el "responder a la reclamación de Justicia que las víctimas exigen para poder cerrar el duelo".

PRESENCIA DE ETA

Asimismo, se ha reconocido la "importantísima" labor profesional de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad y la aplicación del Estado de Derecho para conseguir en gran medida acabar con la acción criminal de ETA mientras se ha incidido en que el proyecto cuya "imposición criminal" ha condicionado la vida de la sociedad española sigue vigente en el País Vasco y Navarra y "por desgracia encuentra nuevos adeptos".

"ETA nunca ha escuchado a la sociedad, además no ha entregado aún las armas, ni condenado sus crímenes y lo que es peor su brazo político sigue aún presente en algunas instituciones", ha puntualizado Mediavilla.

En este sentido, Nuevas Generaciones Palencia ha calificado de "exigencia democrática" denunciar una ideología que no contempla la condena "clara y sin excusas" de todos y cada uno de los atentados cometidos y que "intenta reescribir la historia del terror, que busca la impunidad y el blanqueamiento de miles de crímenes cometidos en nombre de una quimera, que intenta neutralizar el significado de las víctimas, su verdad y su dignidad".

Por último, el manifiesto ha aclarado que "no se puede bajar la guardia" ya que en la actualidad el terrorismo yihadista amenaza "libertades". Por ello, ha señalado que hay que estar "especialmente atentos a los riesgos de la fanatización de las ideas, caldo de cultivo de las acciones terroristas".

El acto, que ha finalizado tras guardar un minuto de silencio con un sentido aplauso y con el traslado de las flores a la glorieta de las Victimas del Terrorismo de Palencia, pretende reafirmar la importancia de una "memoria ética, social y política reivindicando desde el ejemplo permanente de las víctimas del terrorismo: memoria, verdad, justicia y dignidad".