Actualizado 14/03/2014 19:56 CET

Nueva concentración contra el ascensor de la catedral de Valladolid este domingo

VALLADOLID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

Diversas organizaciones políticas y sociales de Valladolid se concentrarán nuevamente este domingo, 16 de marzo, para mostrar su oposición a la obra de rehabilitación de la torre sur de la Catedral de Valladolid, que incluyen la creación de un ascensor.

La movilización está convocada por Izquierda Unida, Ramalazo, Ecologistas en Acción, Parados en Movimiento, 15M Valladolid, Joce, Federación de Asociaciones de Vecinos de Valladolid y Sodepaz-Balamil, y comenzará a las 18.00 horas de este domingo ante la seo vallisoletana, donde las obras han comenzado esta misma semana.

La protesta da continuidad a la movilización que tuvo lugar el pasado 15 de febrero con el mismo objetivo, que no se dilapide esta suma de dinero en un momento que consideran "de necesidad de otras políticas mas sociales".

Los convocantes cifran el coste las obras en un millón de euros, aunque según los datos aportados por el Ayuntamiento de Valladolid el coste previsto para las obras de esta torre sur sería sensiblemente inferior.

Las obras de esta torre sur se adjudicaron a principios de febrero a las empresas Rearasa y Contratas y Obras San Gregorio, con un presupuesto de 409.263 euros más IVA --sumaría cerca de 500.000 euros si se aplica el 21 por ciento establecido para las obras públicas de rehabilitación de edificios--.

Asimismo, se prevé que próximamente la Dirección General de Patrimonio se encargará de acometer con su propio presupuesto --máximo de 300.000 euros-- la restauración de la torre norte. Así que el total dedicado entre ambas administraciones sería de entorno a 800.000 euros, según el Consistorio.

De hecho, el equipo de Gobierno municipal ha defendido que el dinero no proviene estrictamente de las arcas municipales, sino que proceden del fondo de unos 600.000 euros que aportaron en su momento distintas empresas que afrontaron obras de Patrimonio --previsto en un acuerdo de 1998--, y otros 42.073 euros aportados por la asociación Amigos de la Catedral.

En todo caso, los colectivos ciudadanos consideran que este gasto "no es imprescindible para la sociedad en esta situación de crisis y cuando los recortes en todos los servicios públicos están llevando a situaciones muy complicadas a muchas familias".

Por este motivo consideran que sería "un dinero mucho mejor invertido" en crear empleos, por lo que el Grupo Municipal de IU propuso dirigir esos fondos a la creación de tres escuelas taller que trabajarían en la construcción, y más concretamente en la rehabilitación de edificios, "el mismo ámbito para el que se realizaron las donaciones en su día".

Esta actuación permitiría la formación para el empleo de alrededor de 50 jóvenes, además de repercutir en la mejora de las condiciones de vida de la ciudad.

Sin embargo, reprochan que el Ayuntamiento ha desoído las peticiones razonadas y las protestas ciudadanas y ha emprendido el pasado jueves la construcción del ascensor según relata la prensa local. "Por eso debemos volver a la calle para protestar por esta obra innecesaria e inoportuna e invitamos a toda la ciudadanía a sumarse a la protesta por el despilfarro de los recursos de todos los ciudadanos y ciudadanas en una obra que no sabemos en qué nos puede beneficiar", han recalcado.

Para leer más