Piden de 2,5 a 4 años para el conductor drogado que tuvo un accidente en Rioseco en el que murió su novia

Publicado 28/07/2019 12:59:53CET

   El fiscal le considera autor de un homicidio por imprudencia grave y la acusación particular de además de otro de conducción temeraria

   MEDINA DE RIOSECO (VALLADOLID), 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Las acusaciones solicitan entre 2,5 y cuatro años de prisión para Nicolás B.L, de 33 años, por el accidente registrado en Medina de Rioseco (Valladolid) el 4 de septiembre de 2018 al salirse de la vía y volcar el turismo que conducía, supuestamente bajo los efectos de las drogas y a velocidad excesiva, y en el que murió su novia, Vanessa R.M.

   Las acusaciones formulan sus calificaciones después de que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Medina de Rioseco (Valladolid) dictara auto de imputación contra el joven, investigado como presunto responsable de un delito contra la seguridad vial del artículo 379.2 del Código Penal--conducción bajo los efectos de sustancias estupefacientes--y de un homicidio imprudente, del artículo 142.

   El Ministerio Fiscal considera a Nicolás B.L. autor de un delito de homicidio por imprudencia grave y solicita para él dos años y seis meses de prisión así como privación del derecho a conducir vehículos de motor o ciclomotores por un periodo de tres años. Sin embargo, la acusación particular además le considera autor de un delito de conducción temeraria y pide para él cuatro años de cárcel y seis de privación del derecho a conducir.

   Además, ambas acusaciones reclaman que el encausado pague a los familiares de la fallecida indemnizaciones que suman cerca de 170.000 euros, según los escritos de calificación a los que ha tenido acceso Europa Press.

   Los hechos se remontan a la noche del 4 de septiembre de 2018, cuando entre las 22.10 y 22.20 horas el investigado, de 32 años entonces, circulaba en su vehículo Seat León por la carretera autonómica VA-920 (Medina de Rioseco -Villafrades de Campos), sentido Villafrades, acompañada por su novia, Vanessa R.M, de 22, quien ocupaba el asiento del copiloto y falleció en el accidente.