Publicado 24/06/2020 14:51:44 +02:00CET

La policía achaca a un accidente las lesiones de la bebé que permanece en observación en el Clínico de Valladolid

Hospital Clínico Universitario de Valladolid.
Hospital Clínico Universitario de Valladolid. - EUROPA PRESS - Archivo

VALLADOLID, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional atribuye a un accidente las lesiones sufridas la pasada semana por una bebé de tres meses que permanece en observación en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid, según informaron a Europa Press fuentes del Cuerpo.

Dichas fuentes apuntan que el caso fue investigado y que las lesiones sufridas por la niña se produjeron cuando ésta, de forma accidental, se resbaló de los brazos de su padre.

El Juzgado de Instrucción 6 de Valladolid investiga el caso después de que sus progenitores y una de sus abuelas acudieran con la lesionada el pasado jueves a Urgencias y los facultativos detectaran en la pequeña señales del denominado 'síndrome del bebé zarandeado', según una información del diario El Norte de Castilla.

La Junta de Castilla y León asumió el pasado viernes, a las tres de la tarde, la guarda y custodia de la bebé y la primera medida de Protección de Menores ha sido prohibir a los padres acercarse a su hija hasta que concluyan los informes médicos y la investigación de la Fiscalía de Menores.

Los padres y la abuela pasaron la primera tarde-noche con la niña en el hospital y, según han relatado fuentes sanitarias, y en un primer momento se negaron a separarse de la bebé.

Los padres de la pequeña, de 38 y 33 años, nacionalidad española y con domicilio en la Cistérniga acudieron primero el miércoles a una consulta de atención primaria y, el jueves, a Urgencias del Clínico, acompañados por una de las abuelas de la niña.

La niña presentaba un derrame en un ojo y, tras las exploración, se observó un golpe en las costillas y una lesión en un brazo, según las mismas fuentes.

Desde entonces la bebé permanece hospitalizada, mientras que sus progenitores mantuvieron el lunes un encuentro con el equipo de trabajadoras sociales de la Junta, que se ha hecho cargo de la custodia de la pequeña.

La madre de la niña, visiblemente nerviosa según los testigos, apuntó a un golpe accidental, mientras que la abuela insistía en todo momento en que no sabía nada de lo que podía haberle ocurrido a su nieta.

Las investigaciones permanecen abiertas y por el momento solo se ha activado el protocolo administrativo de protección de menores de la Junta, que es la Administración competente en la materia, pero no se han solicitado medidas cautelares por parte de la Fiscalía.

Contador

Para leer más