Reconocido el origen castellanoleonés a 6 comunidades asentadas en Méjico, Argentina y Cuba

Publicado: jueves, 14 febrero 2013 13:26

VALLADOLID, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Gobierno ha aprobado el reconocimiento del origen castellanoleonés a seis comunidades asentadas fuera del territorio de Castilla y León, con lo que se alcanza la cifra de 133 comunidades distinguidas con esta condición.

Este acuerdo afecta a dos casas en Argentina, que son el 'Centro soriano Numancia' de Buenos Aires y el 'Centro Castilla' de Rosario; una casa en México, 'Agrupación leonesa' de México; y tres casas en Cuba, que son el 'Club Villarino' de Ciudad de la Habana, la 'Colonia palentina' y la 'Colonia zamorana' de Ciudad de la Habana.

Se consideran comunidades castellanoleonesas todas aquellas asociaciones y centros sociales legalmente reconocidos -conocidos popularmente como casas regionales-, sin ánimo de lucro y con personalidad jurídica propia en el territorio en el que se encuentren asentados.

Estas asociaciones tienen entre sus fines el mantenimiento de lazos culturales, sociales o asistenciales con Castilla y León, sus gentes, su historia y su cultura, por lo que obtienen el reconocimiento de su origen castellano y leonés de conformidad con la ley.

Además, el artículo 9 del Estatuto de Autonomía de Castilla y León establece, literalmente, que "los ciudadanos oriundos o procedentes de Castilla y León que residan en otras comunidades autónomas de España o fuera del territorio nacional, así como sus asociaciones y centros sociales, tendrán el reconocimiento de su origen o procedencia y el derecho a colaborar y compartir la vida social y cultural de Castilla y León".

Una vez reconocido el origen castellanoleonés, las comunidades adquieren una serie de derechos y compromisos. En el orden social, derecho a recibir información de las disposiciones de carácter general emanadas de los órganos de Gobierno de Castilla y León y derecho a compartir la vida social de los castellano y leoneses.

En el orden cultural, tienen derecho a disfrutar de las bibliotecas, museos, archivos y exposiciones dependientes de la Comunidad; acceder a los servicios de carácter social, cultural y deportivo promovidos -especialmente los destinados a la juventud-; colaborar en la realización de actividades que faciliten el conocimiento de la cultura fuera del territorio de la Autonomía; impulsar la difusión de las actividades culturales y espectáculos destinados a preservar y fomentar la cultura y las tradiciones de Castilla y León.