Publicado 15/09/2022 13:03

Salamanca planta cara a la invasión de la almeja asiática en las aguas del río Tormes a través del voluntariado

La concejala de Participación Social y Voluntariado, Almudena Parres (i), y el director de la Fundación Tormes EB, Raúl de Tapia (d), en el Ayuntamiento de Salamanca.
La concejala de Participación Social y Voluntariado, Almudena Parres (i), y el director de la Fundación Tormes EB, Raúl de Tapia (d), en el Ayuntamiento de Salamanca. - EUROPA PRESS

   SALAMANCA, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El programa de voluntariado del Ayuntamiento de Salamanca, 'Voluntas', comenzará el 24 de septiembre su nuevo curso y lo hará con una batida para el muestro y eliminación de ejemplares de almeja asiática en las aguas del río Tormes, a su paso por la ciudad.

   La concejala de Participación Social y Voluntariado, Almudena Parres, y el director de la Fundación Tormes EB, Raúl de Tapia, han presentado esta "novedosa actividad" de voluntariado ambiental que tratará de contribuir a mejorar la calidad de la ribera.

   De 11.00 a 14.00 horas, con inicio en la zona de chiringuitos de La Aldehuela, un grupo conformado por unas 20 personas retirará las almejas de esta especie invasora que encuentren en la zona y minimizarán así su proliferación.

   Las personas interesadas en participar, a las que se les dejará el material necesario, pueden inscribirse de forma gratuita a través de la página web www.voluntariadosalamanca.com (en el apartado de Formación), del correo electrónico agenciavoluntariado@aytosalamanca.com y del número de teléfono 660 178 583 (de 9.00 a 14.00 horas), ha explicado la edil.

   Por su parte, Raúl de Tapia ha explicado que esta especie asiática entró en el país a través del río Guadiana, cargada en los buques que llegaban a través del Golfo de Cádiz como agua de lastre, tras lo que empezó a ascender por su uso como cebo de pesca y también, por ejemplo, entre las alas de aves que migraban de un espacio fluvial a otro.

   Sobre sus perjuicios, el experto ha explicado que suelen encontrarse entre la arena, en zonas de sedimentación y que forman "grandes piñas" en tomas de agua de centrales hidroeléctricas o en riegos y sus conducciones, con los problemas que acarrea por posibles averías y atascos.

CONTRA LA PROLIFERACIÓN

   La actividad de voluntariado ambiental del 24 de septiembre en la ribera del río Tormes, además de proceder a la extracción de la almeja asiática, eliminada como marca la legislación vigente, permite conocer su evolución poblacional en sucesivos años.

   Este bivalvo, introducido probablemente como cebo de pesca y por navegación fluvial en España desde mitad del siglo XX y más concreto en la cuenca del Duero, desde el año 1995 presenta unas valvas de entre tres y cinco centímetros de longitud de colores verdesparduzcos y con una escultura "muy resaltable" dados sus costillas regulares y concéntricas, por lo que se convierte en "fácilmente identificable".

   Según ha incidido Raúl de Tapia, se encuentra habitualmente en zonas remansadas, con poco flujo de agua, y bajo sedimento, sobre todo arenas, que permiten su sistema de alimentación. Se reproduce en época de primavera, pudiendo llegar a liberar 100.000 larvas a lo largo de su vida.

   La madurez sexual temprana y su capacidad de dispersión asociada a actividades humanas, la convierte en un invasor de "gran éxito" en las aguas donde es introducida. Además, es "muy resistente" a los cambios de temperatura y junto con la competencia que genera por el espacio y el alimento la convierten en una especie "muy resistente".

   Estas especies invasoras ocasionan problemas ambientales, desde cambios radicales en los ecosistemas hasta reducir las poblaciones de las especies autóctonas y su distribución. Asimismo, pueden generar problemas económicos al causar daños en infraestructuras y actividades económicas e incluso provocar problemas sanitarios.

Contador