Actualizado 29/06/2022 12:27

La tasa de absentismo se redujo en CyL en 2021 hasta el 5,9 %

VALLADOLID, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

La tasa de absentismo se redujo en Castilla y León en 2021 hasta el 5,9 por ciento, 0,7 décimas menos que en el ejercicio de 2020, lo que supone la tercera caída "más importante" del conjunto autonómico.

Adecco Group Institute, el centro de estudios y divulgación del Grupo Adecco, ha publicado el Informe Adecco sobre Empresa saludable y gestión del Absentismo, al que ha tendio acceso Europa Press.

El documento refleja que la COVID-19 disparó la tasa de absentismo en España en 2020 hasta el 7,1 por ciento, "un máximo histórico". El 2021 fue "peculiar", ya que ocurrió exactamente lo contrario, al disminuir hasta el 6,6 por ciento que, no obstante, "es el segundo dato más alto de la serie histórica". "La reducción de 0,5 puntos porcentuales se explica por la menor pérdida de horas de trabajo por motivos distintos de IT. En el caso de Castilla y León, la tasa de absentismo ha bajado en 2021 al 5,9 por ciento", añade el documento.

Al igual que ocurrió a nivel nacional, en todas las autonomías hubo una tendencia ascendente en las horas no trabajadas por absentismo entre 2000 y 2019. La única excepción es Cantabria, donde las horas perdidas por absentismo disminuyeron un 5,1 por ciento entre dichos años (lo que equivale a casi 5 horas de absentismo menos por año y asalariado).

La entrada en escena de la pandemia tuvo un impacto dispar sobre el absentismo de las distintas regiones, añade el documento. Así, en 2020, hubo desde incrementos de más de nueve horas anuales en cuatro autonomías (Baleares, Cataluña, Andalucía y Canarias) hasta recortes en el absentismo de esa misma magnitud en otras cuatro comunidades (el País Vasco, Aragón, Galicia y la Región de Murcia).

Del mismo modo, la paulatina normalización de 2021 también incidió de forma diversa en el absentismo a nivel autonómico: mientras ocho comunidades exhibieron descensos en las horas perdidas por absentismo, las restantes siete mostraron incrementos.

Entre las del primer grupo sobresalió Baleares, con una reducción de 34 horas anuales por trabajador. Le siguieron Castilla y León --siete horas y media menos-- y Canarias --caída de seis horas/año--. En la situación contraria se destacó La Rioja, donde hubo un crecimiento de 14 horas perdidas por absentismo. Por su parte, la Comunidad Valenciana y Extremadura presentaron incrementos de casi nueve horas.

Pese a los cambios, el País Vasco continuó siendo la autonomía donde el tiempo perdido por absentismo es más grande, tal como ocurrió en los dos años anteriores. En la comunidad vasca, en 2021 el absentismo malogró 132 horas de trabajo por asalariado (es decir, 16 jornadas y media de 8 horas diarias). Le siguió, del mismo modo que en 2020, Cataluña, con 116,6 horas/año de absentismo. La tercera comunidad con mayor pérdida de tiempo de trabajo por absentismo fue Asturias, con 108,7 horas.

En el extremo contrario, tres autonomías tuvieron menos de 80 horas anuales de absentismo por trabajador en 2021. Fueron los casos de Castilla-La Mancha (78,7 horas), Baleares (77 horas) y Andalucía (71,9 horas).

La tasa de absentismo bajó en once comunidades autónomas en 2021. Los recortes más marcados correspondieron a Baleares (-2,8 puntos porcentuales), Canarias (-1,1 p.p.) y Castilla y León (-0,7 p.p.). Las disminuciones más moderadas de esta variable se registraron en la Comunidad de Madrid, Cantabria (-0,2 p.p. en ambos casos) y Aragón (un descenso de solo una décima).

Por su parte, La Rioja, con un incremento de seis décimas, mostró la evolución menos favorable, seguida por Extremadura, con un incremento de cuatro décimas. En Murcia, Galicia, Castilla-La Mancha y la Comunidad Valenciana, el aumento fue de dos décimas.

Al igual que en los dos años anteriores, la mayor tasa de absentismo correspondió al País Vasco, con un 8,4 por ciento. Le siguieron Cataluña (7,2 por ciento) y Asturias (6,9 por ciento). Si en 2019 había cinco regiones con una tasa de absentismo inferior al cinco por ciento, ahora son solo dos: Baleares (4,9 por ciento) y Andalucía (4,6 por ciento), señala el informe.

Castilla-La Mancha y Extremadura, aunque muestran tasas de absentismo relativamente bajas (5 y 5,3 por ciento, respectivamente), comparten una situación particular, "son las únicas autonomías donde la tasa de absentismo de 2021 es la más alta que registran las estadísticas", concluye.