Tres imputados en un pueblo de Burgos por amenazar con armas de fuego a ciclistas, moteros y paseantes

Actualizado 26/06/2012 15:38:23 CET

Les recriminaban bajo el pretexto de que perjudicaban el medio ambiente y la práctica de la caza

Uno de los imputados llegó a abandonar algún objeto peligroso a modo de trampa para disuadir del paso de vehículos de dos ruedas

BURGOS, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de Burgos ha imputado en la comarca de La Ribera a tres varones con iniciales V.M.A, A.M.A. y S.G.G, los dos primeros de 49 años y el tercero de 59 años, por amenazar a ciclistas y paseantes para que no transitaran por una zona determinada del pueblo bajo el pretexto de que con ello estaban poniendo en peligro el medio natural y la caza. Al tercero de los denunciados se le imputa además una falta contra los intereses generales.

El Puesto de Aranda de Duero ha llevado la investigación a instancia del Juzgado de la misma localidad al tener conocimiento de unas serie de episodios de coacciones y amenazas. Éstas se llevaron a cabo en el campo y monte de una localidad ubicada al sur de la provincia, según informaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

Al parecer, varios paseantes, ciclistas y moteros fueron objeto de amenazas y coacciones para que no pasearan y circularan por los caminos y terrenos del municipio. Dichas coacciones se realizaron, en alguna ocasión, portando armas de fuego, con las que interceptaban el paso de las víctimas para increparlas a continuación, y todo ello con la excusa de que su tránsito perjudicaba el medio natural y la práctica de la caza. Los tres autores han sido identificados y se les ha imputado una falta de amenazas.

Adicionalmente, las gestiones realizadas por el Puesto de la Guardia Civil han permitido imputar a uno de los implicados una falta contra los intereses generales, ya que abandonaba, dispersándolos por el monte, objetos peligrosos susceptibles de causar daños a las personas.

En este sentido, ha sido localizada una tabla con clavos. La finalidad era disuadir a los vehículos para que no pasaran por los terrenos municipales.

Las diligencias instruidas han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción número 2 de Aranda de Duero.