Actualizado 14/12/2021 18:44 CET

Valladolid, primera provincia en superar el máximo de incidencia a 14 días de la quinta ola, con 821

Evolución de la incidencia acumulada del COVID-19 a 14 días en Valladolid y en la comunidad de Castilla y León durante 2021.
Evolución de la incidencia acumulada del COVID-19 a 14 días en Valladolid y en la comunidad de Castilla y León durante 2021. - JCYL

También supera la cifra de pacientes ingresados con COVID-19 en ese momento en los hospitales, que actualmente se sitúa en 118

VALLADOLID, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

La provincia de Valladolid se ha situado este martes con una tasa de incidencia de casos de COVID-19 diagnosticados en los últimos 14 días de 821 por 100.000, con lo que supera el máximo que alcanzó en la 'quinta ola' de la pandemia, el pasado mes de julio, cuando llegó a 818, aunque todavía no llega a registros de la segunda o tercera olas, cuando se superaron los 1.000.

Así se puede observar en la web de datos de la Situación epidemiológica del coronavirus en Castilla y León, con las cifras actualizadas este martes con los casos notificados hasta este lunes, que elevan la incidencia acumulada a 14 días en la comunidad a 562 por 100.000 y a 327 la tasa de incidencia semanal.

Valladolid es desde hace unas semanas la provincia con la mayor incidencia de casos de COVID-19 en la comunidad y este martes ha situado su tasa a 14 días en 821 casos por cada 100.000 habitantes, por lo que ha superado el registro máximo de la denominada 'quinta ola' de la pandemia, que correspondía a los 818 del pasado 20 de julio.

También la incidencia a 7 días se encuentra por encima del máximo de julio, con 480 casos por 100.000 este martes.

El dato actual, no obstante, todavía no se acerca a los máximos de incidencia en la segunda y la tercera ola de la pandemia --1.074 en noviembre de 2020 y 1.524 en enero de este año--.

Además, se superan también las cifras de hospitalizados que se registraban ese 20 de julio, cuando la incidencia acumulada a 14 días era similar a la actual, pues entonces constaban 72 pacientes en planta y 14 en unidades de críticos y ahora hay, respectivamente, 97 y 21.

Eso sí, todavía no se han rebasado las cifras máximas de ingresados registradas en esa quinta ola, que llegaron unas jornadas después, cuando se llegó a 121 pacientes en planta y 27 en UCI en fechas distintas.

CINCO VECES MENOS QUE EN LOS PEORES MOMENTOS DE LA PANDEMIA

En cualquier caso, cabe recordar que los hospitales de Valladolid llegaron a contabilizar casi 600 ingresados a primeros de febrero de este año y a primeros de abril de 2020.

El resto de provincias de la comunidad todavía no superan las tasas de incidencia acumulada a 14 días de julio pero también registran una tendencia continuada al alza desde hace varias semanas, lo que ha llevado a que todas ellas se sitúen en niveles de riesgo 'alto' o 'muy alto' según los indicadores del 'semáforo COVID'.

Tras Valladolid, que encabeza los indicadores de incidencia acumulada con 821 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días, figura Palencia, con 636; Ávila, con 568; y Burgos, con 540, las cuatro en riesgo 4 ('muy alto').

Un escalón por debajo están León, con 494; Zamora, con 486; Soria, con 476; Salamanca, con 412; y Segovia, con 306, que acaba de entrar este martes en nivel de riesgo alto en este indicador.