Actualizado 01/12/2015 18:33:31 +00:00 CET

El mundo rural aguanta mejor la crisis que el urbano por la agroindustria y el turismo

La Fundació del Món Rural ha presentado en la UdL su Atlas de la ruraliat 2015
FUNDACIÓ DEL MÓN RURAL

   LLEIDA, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El mundo rural ha aguantado mejor la crisis económica que el urbano gracias a la fortaleza del sector agroalimentario y el crecimiento del turismo rural, según el 'Atlas de la ruraliat 2015' de la Fundació del Món Rural.

   La fundación ha presentado este martes el estudio en la Universitat de Lleida en un acto al que ha asistido la directora general de Desarrollo Rural, Esther Peña; el rector de la UdL, Roberto Fernández, y el director del equipo del Departamento de Sociología y Geografía de la Universitat de Lleida, autor del trabajo, Ignasi Aldomà.

   Aldomà ha asegurado que las zonas donde la economía está más diversificada son las que han tenido, y tienen, una mayor capacidad de superar dificultades económicas, y por lo tanto también, dificultades sociales, según un comunicado de la entidad.

   El atlas, la reedición actualizada del que se publicó en 2009 elaborado por el mismo equipo, considera el turismo estratégico para que las zonas rurales hayan aguantado mejor la crisis que las urbanas.

   "Los alojamientos rurales no han parado de crecer y hemos asistido a la explosión de las ferias gastronómicas y las excursiones de aventura", afirma Aldomà, para quien en menor medida hay sectores emergentes como el desarrollo local de las energías renovables y las redes de telefonía móvil e internet, dos ámbitos que contribuyen a ofrecer más posibilidades de creación de actividad económica.

   Otro de los indicadores que permiten apreciar el menor efecto de la crisis es la menor presencia del paro a las poblaciones pequeñas y en las comarcas interiores en general: a pesar de que también ha crecido la tasa de paro es inferior al 8%.

   Además, es destacable que se ha mantenido en el territorio la renta familiar disponible per cápita, frente al descenso en las zonas urbanas.

   Otra de las tesis de Aldomà es que los modelos de consumo urbanos se trasladan al mundo rural.

   Argumenta que las formas de vida del mundo rural son cada vez más cercanas a las urbanas, a pesar de que conservan algunas particularidades como dispersión de los núcleos de población, el alejamiento de la gran ciudad y la baja densidad de la población "con todas las limitaciones que esto comporta a nivel de acceso al trabajo o al consumo por distancia o por cantidad y calidad de las ofertas".

   Para continuar difundiendo el conocimiento sobre la nueva ruralidad entre los más jóvenes la fundación ha actualizado la web, que cuenta con material pedagógico dirigido a que los alumnos de ESO puedan conocer la diversidad del territorio catalán y las problemáticas que afectan en el mundo rural.