Publicado 18/06/2020 14:35:54 +02:00CET

Barcelona habilita 20 casales comunitarios para reforzar la red vecinal tras la Covid-19

Uno de los equipamentos de proximidad de Barcelona que se habilitará como casal comunitario
Uno de los equipamentos de proximidad de Barcelona que se habilitará como casal comunitario - AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

   BARCELONA, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El Ayuntamiento de Barcelona ha habilitado 20 equipamientos de proximidad como casales comunitarios para que las entidades vecinales puedan usarlos como centro logístico y de operaciones, con apoyo material y de acompañamiento, con el objetivo de reforzar el tejido social y asociativo tras la Covid-19.

   Lo ha anunciado el concejal de Derechos de Ciudadanía y Participación, Marc Serra, en una rueda de prensa este jueves, junto a la concejal de Salud, Gemma Tarafa, en la que ha dicho que los equipamientos estarán operativos este mes de junio para "evitar el colapso de la red comunitaria" y que prevén ampliar los casales hasta un total de 30 en toda la ciudad.

   El objetivo es "garantizar la sostenibilidad de las redes comunitarias que trabajan en los barrios" y, en ese sentido, Serra ha remarcado la tarea de las pequeñas entidades que han estado trabajando durante los meses de emergencia sanitaria, algunos sin recursos suficientes, según él.

   Se pondrá a disposición de los casales comunitarios material de autoprotección, espacios físicos "desinfectados" para hacer reuniones, teléfonos móviles y aparatos tecnológicos para realizar videoconferencias, actividades formativas, servicios de impresión y difusión para las actividades que organizan y relación directa con los servicios sociales municipales.

   La intención es llegar a todos los barrios de la ciudad, especialmente los que se han visto más afectados por la pandemia, y construir una infraestructura social que perdure de manera permanente, al mismo tiempo que se da continuidad a la tarea de los profesionales de los equipamientos antes y durante la crisis.

   Tarafa ha puesto en valor "la importancia de la política comunitaria", que cree que se debe reforzar en la ciudad para hacer frente a la crisis sanitaria, social y económica provocada por el coronavirus, por lo que ha apostado por reforzar las sinergias de trabajo conjunto.

   La inversión para la adecuación de los equipamientos es de 365.000 euros, 315.000 procedentes del plan de choque social para a los efectos de la crisis del Covid-19, y 50.000 del área de Cultura, Educación, Ciencia y Comunidad por los gastos de gestión y dinamización del proyecto.

   Además, los casales dispondrán de pequeños fondos para gastos imprevistos de las redes de hasta 1.500 euros mensuales por centro.

Contador

Para leer más

Barcelona Economies



A LA XARXA