El Ctesc pide la participación de agentes económicos y sociales en la definición de la T-Movilidad

Publicado 02/03/2015 18:24:48CET

BARCELONA, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Trabajo Económico y Social de Catalunya (Ctesc) ha valorado positivamente el nuevo título de transporte T-Movilidad y su modelo de tarificación, y ha pedido un proceso participativo con agentes económicos y sociales para su definición, ha sostenido en un dictamen sobre el Plan director de Movilidad de la Región Metropolitana de Barcelona 2013-2018.

La T-Movilidad es un nuevo sistema de pago inteligente en el transporte público que sustituirá los 84 abonos actuales --catorce tipos de títulos por seis zonas de transporte-- y con el que se pasará de la banda magnética al chip.

La nueva tarjeta estará operativa en Barcelona --primera corona tarifaria-- en el segundo semestre de 2016, y será una realidad en toda Catalunya en 2018.

El contrato, de entre trece y quince años, se adjudicó en octubre por 58,1 millones de euros al consorcio formado por CaixaBank, Fujitsu, Indra y Marfina --que integran el operador Soc Movilidad--, una cantidad que se destinará a implementar la maquinaria y el programario necesarios para lanzar la T-Movilidad en las 74 empresas de transporte público que forman parte del sistema tarifario integrado.

El precio del transporte estará adaptado a la movilidad de cada ciudadano, de forma que se premiará la recurrencia: el precio del viaje será más barato cuantos más desplazamientos se hagan.

El Ctesc también ha recomendado un mayor impulso por parte de las administraciones públicas para reactivar la interlocución en los polígonos y grandes centros generadores de movilidad, "contribuyendo a la generación de la figura del gestor de la movilidad".

Para leer más

Barcelona Economies



A LA XARXA