El distrito de Sant Martí de Barcelona recupera siete azulejos del ceramista Josep Aragay

Josep Maria Montaner en el edificio Pere Calafell
EUROPA PRESS
Publicado 30/04/2018 12:30:35CET

   BARCELONA, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El concejal del distrito de Sant Martí de Barcelona, Josep Maria Montaner, ha anunciado este lunes el descubrimiento de siete cerámicas del artista Josep Aragay (1889-1973) que se consideraban desaparecidas, y que desde hace años estaban en el edificio Pere Calafell, una antigua escuela convertida en un espacio expositivo temporal.

   En declaraciones a los medios, Montaner ha explicado que se trata de unos azulejos decorados con diferentes escenas de niños jugando que Aragay creó en 1931 en Breda (Girona) a partir de un encargo específico de La Caixa de Pensions per a la Vellesa i d'Estalvis para decorar la sección infantil del Instituto Antituberculoso y Dispensarios Blancos.

   El edificio, hasta finales de 2016 propiedad de La Caixa, fue adquirido por el Ayuntamiento por 1.600.000 euros y, según ha explicado el concejal, actualmente es un espacio expositivo de memoria histórica de Sant Martí que espera una remodelación para el desarrollo de un futuro nuevo equipamiento, concretamente, una guardería y una escuela de música.

   "Las imágenes de los azulejos son como el canon del novecentismo", ha señalado Montaner, que también ha alabado la arquitectura del edificio Pere Calafell y ha reivindicado que Aragay es, según palabras textuales, otro ejemplo de un artista plástico que no ha sido reconocido por la historia.

   El concejal ha asegurado que las piezas permanecerán en el edificio hasta que empiecen las obras, previstas para 2019, a lo que el presidente de la asociación de vecinos del distrito, Antoni Santos, ha afirmado que le haría "ilusión, si el Ayuntamiento está de acuerdo, enviar entonces las piezas al museo de Breda y rendir así homenaje a la gente que ha trabajado para la fundación de Josep Aragay y para mantener vivo su nombre".

   "Se ha constatado que corresponden a la obra del artista barcelonés porque en el Museu Municipal Josep Aragay en Breda existen los esbozos y, además, los azulejos están firmados", ha explicado Santos, que ha añadido que el museo también dispone de dos fotos de los azulejos.

   Santos ha considerado la identificación de los azulejos de ser fruto del azar, porque a pesar de estar expuestas desde 1931, "nadie se percató del valor que tenían hasta que los miembros del Centre d'Estudis Sant Martí de Provençals lo hicieron".

   Asimismo, ha mencionado que Aragay es autor del azulejo en la fuente de Santa Anna, en el Portal de l'Àngel de Barcelona, ha calificado esta obra de una "joya del novecentismo", y ha agradecido que la pedagoga Teresa Solà, mujer del artista, cediera la colección de piezas de Aragay al museo.

Barcelona Economies



A LA XARXA