Alberto San Juan protagoniza en el Teatre Lliure un musical sobre el mundo obrero

Publicado 12/06/2019 14:21:57CET
EUROPA PRESS

Asegura que es imposible ser uno mismo en un sistema explotador

BARCELONA, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Teatre Lliure de Barcelona ahonda en los movimientos populares de base de la España del siglo XX en el musical 'Mundo obrero', creado y dirigido por Alberto San Juan, una historia de amor que repasa las etapas históricas de la república, la Guerra Civil, la dictadura y la democracia.

La obra podrá verse desde este jueves hasta el 30 de junio, y sigue la línea temática de espectáculos anteriores, como 'Autorretrato de un joven capitalista español', 'El Rey' y 'Masacre, una historia del capitalismo español', ha dicho su director este miércoles en rueda de prensa.

San Juan ha dicho que la crisis de 2008 y el 15M fueron dos momentos importantes en su vida, y que supusieron un momento para "intentar realizar un enorme esfuerzo personal de acercarse a los hechos ocultos por el sistema".

En esta ocasión, 'Mundo obrero' presenta a una pareja de enamorados que no provienen de ambientes politizados, y que se topa con una realidad que les politiza porque "identifican una situación de opresión, señalan al opresor y actúan en consecuencia".

Se trata del primer musical de San Juan --que ha asegurado que con esta obra culmina un "proyecto personal" --, y la música es una creación de Santiago Auserón.

SEGUIR VIENDO PUERTAS ABIERTAS

A diferencia de obras anteriores del director, San Juan ha desvelado que 'Mundo Obrero' es una proyección utópica que sitúa el triunfo en la permanencia de la revolución y en la toma de conciencia de que siempre hay puertas abiertas.

"La revolución es entendida como un camino hacia la libertad y hacia uno mismo", ha dicho el director, que asegura que es imposible ser uno mismo en un sistema de explotación.

LA LIQUIDACIÓN DEL MOVIMIENTO OBRERO

San Juan ha dicho que en la transición "se liquidó conscientemente el movimiento popular", y que representó el fin de movilizaciones con una propuesta radical de democracia, aunque quedó la lucha contra el desmantelamiento de la industria.

Asimismo, el director ha añadido que culturalmente "se ha dejado de luchar para dignificar a la clase obrera y se ha empezado a luchar para huir de la clase obrera", y señala la aparición del concepto de 'clase media', como un método para ocultar la condición de clase trabajadora y oprimida.

"Nunca ha dejado de haber clase trabajadora; lo que ha podido destruirse es la conciencia de clase", ha sentenciado San Juan.