Aragonès dice que la gestión de Sánchez de Pegasus está "dinamitando la vía del diálogo"

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, en la sesión inaugural de la XXXVII Reunió Cercle d'Economia.
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, en la sesión inaugural de la XXXVII Reunió Cercle d'Economia. - DAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS
Publicado: miércoles, 4 mayo 2022 16:13

   BARCELONA, 4 May. (EUROPA PRESS) -

Exige al presidente del Gobierno un "punto de inflexión" y depurar responsabilidades ante el espionaje

BARCELONA, 4 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha afirmado este miércoles que la gestión que está haciendo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, del caso Pegasus de espionaje a líderes independentistas "está dinamitando la vía del diálogo y la negociación".

Lo ha dicho este miércoles en la sesión inaugural de la XXXVII Reunió Cercle d'Economia, que tiene lugar en el Hotel W Barcelona hasta el viernes, junto al presidente de la entidad, Javier Faus.

Aragonès ha reclamado al presidente del Gobierno que "se produzca un punto de inflexión" en la gestión de este asunto y que, si cree en el diálogo con la Generalitat, depure responsabilidades sobre el espionaje para reconstruir la confianza con el Ejecutivo catalán y retomar el proceso de negociación para resolver el conflicto catalán.

"Si la voluntad de negociación del Gobierno del Estado y el presidente Sánchez es real, es imprescindible que se aclaren todas las dudas y todas las sospechas sobre quién ha ordenado el espionaje, con qué finalidad y quién ha tenido acceso a la información. Si el presidente del Gobierno del Estado se cree realmente el diálogo, es necesario que se depuren y se asuman las responsabilidades correspondientes", ha exigido.

El presidente catalán ha reivindicado que desde que fue investido como jefe del Ejecutivo ha hecho una "apuesta inequívoca para abrir un proceso de diálogo y negociación para resolver el conflicto político" en Catalunya.

"Transitar por esta vía es una apuesta valiente, es una apuesta que necesita toda la convicción. Yo la tengo, puedo acreditar sobradamente mi compromiso al haber abierto una etapa de diálogo y negociación con el Estado", que cree que se basa en reconocer a la otra parte y dialogar para llegar a acuerdos.

DIÁLOGO "NO CORRESPONDIDO"

Sin embargo, ha criticado que este compromiso con la negociación "no es correspondido por el Gobierno del Estado", algo por el que se ha expresado decepcionado.

Así, ha hecho referencia la gestión que está haciendo Sánchez del caso Pegasus y ha recriminado que la indignación y las medidas adoptadas ante el espionaje que ha afectado al presidente del Gobierno y a la ministra de Defensa, Margarita Robles, hayan sido "diametralmente opuestas" a la posición que han tenido ante las escuchas a independentistas.

"No puede ser que haya un espionaje bueno y justificable, y uno malo e injustificable. Creemos que es absolutamente inaceptable para el diálogo institucional absolutamente imprescindible para todos los retos que tenemos", ha añadido.

Aragonès ha insistido en que su compromiso sigue siendo el diálogo pero ha lamentado que el caso Pegasus puede cambiar el rumbo de la vía de la negociación iniciada desde su llegada a la Presidencia de la Generalitat: "Digo estas palabras con el dolor de quien ha apostado por la vía del diálogo y la negociación".

ANALIZAR "CASO A CASO"

En el turno de preguntas de los empresarios, Aragonès ha asegurado que es "frustrante" apostar por el diálogo pero que, según él, el Gobierno no corresponda a esta voluntad.

Al ser preguntado por si ERC votará en contra de todas las iniciativas del Gobierno en el Congreso hasta que se resuelva el caso Pegasus, como sucedió con el decreto anticrisis, el presidente catalán ha contestado que se analizará "caso a caso" pero ha advertido de que tendrán un nivel de exigencia elevado.

Para él, ser conscientes de que la alternativa al Gobierno de PSOE y Unidas Podemos es uno de la derecha no quiere decir que puedan "aceptar cosas inaceptables", como considera que es el caso de espionaje.

"La estabilidad se tiene que cuidar, es evidente que no se ha hecho", ha afeado y ha reiterado que hace falta un punto de inflexión para generar las condiciones para mejorar la relación con el Gobierno de Pedro Sánchez.