Archivan la causa contra tres profesores acusados de humillar a hijos de guardias civiles

Actualizado 12/07/2019 21:19:15 CET

BARCELONA, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Instrucción número 7 de Martorell (Barcelona) ha archivado este viernes la causa contra tres profesores del IES Palau de Sant Andreu de la Barca (Barcelona) acusados de humillar a hijos de guardias civiles tras el 1-O, han explicado a Europa Press fuentes de la Conselleria.

El conseller de Educación de la Generalitat, Josep Bargalló, ha celebrado en un tuit recogido por Europa Press el archivo como una gran noticia y "el fin de una pesadilla".

"Una gran noticia, el fin de una pesadilla... ¿Quién reparará el daño hecho contra el centro y el profesorado? ¿Pedirán perdón los medios que publicaron fotografías y nombres? ¿Se excusarán los diputados que las difundieron?", ha asegurado.

En el auto recogido por Europa Press, el juez recuerda que las presentes actuaciones se iniciaron en virtud de un atestado de la Dirección General de la Guardia Civil a raíz de las denuncias formuladas por algunos padres de alumnos del centro.

En ellas "se ponía de manifiesto que profesores del centro había hecho comentarios acerca de los incidentes acaecidos el día 1 de octubre en Catalunya (...) en el sentido de que la Guardia Civil era mala, que los Mossos defendían a la gente o en relación a la condición nacional de los alumnos", expone el documento.

El juez considera que, de lo investigado, no puede concluirse "que se efectuaran ante sus alumnos las manifestaciones que constan en las denuncias interpuestas por algunos de los padres".

"En todo caso, si se estimara que aquellas se han producido, podrían entenderse --sin duda-- como totalmente inadecuadas, inapropiado, fuera de lugar o imprudentemente vertidas, teniendo en cuenta el ámbito en que se profirieron y la corta edad de los menores, pero en modo alguno como constitutivos de un acto de incitación, si quiera indirecto, al odio o a la violencia" contra esos alumnos, concluye.

El abogado de una de las alumnas denunciante, Jorge Piedrafita, de la Asociación Española de Guardias Civiles (Aegc), ha valorado que acata la decisión, pero que no comparte el auto de sobreseimiento y formulará recurso de reforma al entender que se acredita que la investigada "se extralimitó en sus funciones".

En declaraciones a Europa Press, ha añadido que según el auto, la profesora dio "un exclusivo punto de vista a los alumnos sin explicar los valores constitucionales, respeto o acatamiento a las sentencias y la independencia del poder judicial como valores constitutivos de un estado democrático de derecho, de ahí que el juez pueda apreciar una conducta sancionable administrativamente".

Según el letrado, de los hechos acreditados "si existió un menoscabo e incitación al odio hacia los alumnos hijos de guardias civiles que requiere un respuesta jurídica adecuada, máxime tratándose de menores de edad en etapa de formación social y personal".

Contador