Publicado 14/12/2021 19:30CET

Argimon defiende el abordaje de la salud mental desde determinantes sociales y económicos

El conseller de Salud, Josep Maria Argimon, el de Interior, Joan Ignasi Elena, y la de Sevicios Sociales, Violant Cervera, en el pleno del Parlament
El conseller de Salud, Josep Maria Argimon, el de Interior, Joan Ignasi Elena, y la de Sevicios Sociales, Violant Cervera, en el pleno del Parlament - EUROPA PRESS

   BARCELONA, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El conseller de Salud de la Generalitat, Josep Maria Argimon, ha argumentado este martes que para abordar las problemática de salud mental de la ciudadanía tienen que hacer frente al impacto de los determinantes sociales y económicos.

   En su intervención en el pleno monográfico del Parlament sobre la salud mental, Argimon ha advertido de que para mejorar la atención a la salud mental e ir "a la raíz del problema" no basta con incorporar más psicólogos al sistema.

   Asimismo, el conseller ha aclarado que debe mejorar la ratio de psicólogos en Catalunya pero ha insistido en tener una "mirada mucho más amplia" al hablar de salud y en especial de salud mental que vaya más allá del ámbito sanitario.

   "Desengañémonos, poner psicólogos no es abordar el problema de la salud mental en toda su dimensión", ha sostenido el conseller, que ha lamentado la situación de precariedad en el ámbito de la salud mental de algunos colectivos como los jóvenes y las mujeres, entre otros.

   En este sentido, ha dicho que, para que el Pacto Nacional de Salud Mental y Bienestar Emocional tenga éxito, su departamento tiene que tener poco protagonismo a la hora de elaborar dicho plan, porque a su parecer esto querrá decir que están "abordando los problemas de raíz".

   El titular de la cartera de Salud ha recalcado que necesita "muchos más" recursos para la transformación del sistema sanitario aunque ha subrayado que, a la hora de impulsar políticas, tienen que pensar en una visión transformadora de la sociedad.

   De hecho, ha expuesto que en políticas de salud mental el departamento destina un 5% de su presupuesto, mientras que en los "países de alrededor destinan entre un 8 y un 9%", una diferencia que según él aumenta si se incluyen el resto de políticas públicas que van más allá de las estrictamente sanitarias.

   Por último, Argimon ha reivindicado la necesidad de bienestar emocional de los profesionales sanitarios, y ha lamentado que, a raíz del malestar derivado de la pandemia de Covid-19, ha habido agresiones y "momentos de excitación" en centros sanitarios y puntos de vacunación.

Para leer más