La ATM aprueba la tarifa plana de transporte público para los 36 municipios del AMB

Janet Sanz (Ayuntamiento de Barcelona), Damià Calvet (Generalitat), Poveda (AMB)
EUROPA PRESS
Publicado 24/10/2018 16:26:53CET

Entrará en vigor el 1 de enero de 2019 y afectará a la mayoría de títulos de transporte

BARCELONA, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

El consejo de administración de la Autoritat del Transport Metropolità (ATM) ha aprobado este miércoles la aplicación de la tarifa plana para desplazamientos de transporte integrado entre los 36 municipios del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) y su entrada en vigor para el 1 de enero de 2019.

Lo han anunciado en una rueda de prensa en la sede de la ATM el conseller de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Damià Calvet; el vicepresidente de Movilidad y Transporte del AMB, Antoni Poveda, y la teniente de alcalde de Urbanismo, Movilidad y Ecología del Ayuntamiento de Barcelona, Janet Sanz.

Para los 36 municipios --los 18 de la zona uno de transporte público y los 18 de la zona dos--, se homogeneizará el precio en el de la primera corona tarifaria, y afectará a todos los títulos de transporte, a excepción de la T-16, los títulos sociales del AMB y Ferrocarrils de la Generalitat (FGC), los títulos federados y los mono modales.

La unificación tarifaria afectará a los desplazamientos con origen y destinación a cualquier de las estaciones ferroviarias y paradas de autobús de los 36 municipios, y supondrá un ahorro del 50% en el caso de la T-10 y del 26% en el caso de la T-trimestre, T-Jove y T-mes.

La medida no supondrá que los municipios cambien de zona --pasan a tener el precio de la primera zona pero siguen en la segunda-- y obligará a los ubicados en la zona a pagar el Tributo Metropolitano a la AMB como ya están haciendo los de la zona uno, y que se calcula basándose en un porcentaje del IBI de cada bien inmueble.

RECAUDACIÓN Y FINANCIACIÓN

La diferencia entre los 17 millones de euros que la AMB prevé recaudar con la ampliación del Tributo Metropolitano y los 23 que costará la integración tarifaria de la segunda corona se prevé subsanar con el aumento de los ingresos por una mayor demanda del servicio.

La ATM ha cuantificado este aumento en unos 4,6 millones de viajes nuevos, ha explicado Calvet, de manera que se prevé llegar a los 55 millones de trayectos anuales, ya que la medida beneficiará a 3,2 millones de personas.

Sin embargo, antes del 31 de marzo de 2020 se hará un balance del déficit definitivo que, si resulta negativo, se solucionará antes del segundo semestre del mismo año.

UN PASO HACIA LA T-MOVILIDAD

El conseller Calvet ha explicado que se trata del primer paso hacia la T-Movilidad, el nuevo sistema tarifario integrado basado en la tecnología de validación sin contacto, que funcionará con la tarifa plana más un modelo tarifario basado en la distancia kilométrica y la recurrencia, que premiará a los usuarios que más utilicen el transporte público.

"El objetivo de este nuevo modelo es reforzar el servicio público como sistema único global, facilitar los desplazamientos y luchar contra el cambio climático", ha resumido, y ha insistido en que sirve para avanzar hacia la T-Movilidad, que se implementará en 2021.

En esta línea, Poveda ha calificado el acuerdo de histórico y ha recordado que obedece a una larga reivindicación de los 18 municipios de la zona dos, ya que la primera integración tarifaria de los 18 municipios, que tuvo lugar en 2000, significó "una agravio comparativo con la segunda corona".

También ha insistido en la necesidad de potenciar el transporte público para reducir el uso del vehículo privado y así disminuir tanto la congestión como la contaminación en el conjunto del área metropolitana.

Por su parte, Sanz ha recordado el compromiso del Ayuntamiento de Barcelona de luchar contra el cambio climático y mejorar el transporte público, y ha aprovechado para reclamar una congelación de las tarifas para 2019, recordando que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) del Gobierno central incorporan una partida que permiten realizarla.

Preguntado sobre esta cuestión, Calvet ha rechazado supeditar el apoyo de los partidos independentistas a los PGE a la aportación del Estado a la ATM: "En el actual contexto político valoramos que la situación de los exiliados y presos políticos pesa mucho en la decisión".