Actualizado 13/09/2022 13:12

Jordi Pujol está consciente pero el equipo médico ve prematuro valorar posibles secuelas

El equipo médico que trata al expresidente Jordi Pujol del ictus sufrido este lunes, en comparecencia ante los periodistas, a martes 13 de septiembre de 2022, en el Hospital de Sant Pau de Barcelona, en Catalunya (España)
El equipo médico que trata al expresidente Jordi Pujol del ictus sufrido este lunes, en comparecencia ante los periodistas, a martes 13 de septiembre de 2022, en el Hospital de Sant Pau de Barcelona, en Catalunya (España) - EUROPA PRESS - DAVID ZORRAKINO

No temen por su vida y prevén que esté ingresado entre 3 y 7 días

BARCELONA, 13 (EUROPA PRESS)

El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol está consciente este martes, aunque bajo los efectos de medicación sedante, pero el equipo médico que lo trata ve prematuro valorar las posibles secuelas del ictus isquémico que sufrió el lunes, por lo que esperarán 24-48 horas para hacer una valoración de su estado neurológico.

Así lo ha explicado en rueda de prensa el director del Servicio de Neurología del Hospital de Sant Pau de Barcelona, Alberto Lleó, acompañado del resto del equipo médico.

Pujol, de 92 años, ingresó primero en el Hospital de Barcelona y después fue derivado a urgencias del Hospital de Sant Pau, donde llegó a las 17 horas, por una alteración aguda del habla detectada cuando estaba en su despacho.

Según el doctor Lleó, los primeros síntomas empezaron a las 11 horas del lunes con un trastorno del lenguaje, por lo que se le trasladó primero al Hospital de Barcelona donde se confirmó que sufría un ictus, y luego se decidió derivarlo a Sant Pau.

A su llegada, se activó el protocolo ictus y se le hizo un tac craneal, que mostró la obstrucción de la arteria cerebral media izquierda, y tras valorar el caso y ver que los síntomas persistían, se le hizo un tratamiento endovascular dentro de las primeras ocho horas desde los primeros síntomas.

Así, se le hizo un cateterismo por vía femoral para desobstruir la arteria afectada, y consiguieron extraer de forma mecánica el trombo con aspiración y una recanalización de la arteria obstruida, ha explicado el jefe clínico del Servicio de Neurología de Sant Pau, Joan Martí-Fàbregas.

Este martes se le practicará otro tac craneal para hacer un control y una valoración de posibles lesiones cerebral, aunque abogan por esperar entre uno y dos días para hacer una valoración general de las posibles secuelas.

Y es que, según el médico, al estar sedado no pueden hacer una valoración adecuada de la posible afectación del lenguaje, algo que sólo podrán llevar a cabo cuando tenga un nivel de conciencia más estable.

Tras asegurar que no temen por su vida en ausencia de complicaciones, prevén que pueda estar ingresado entre 3 y 7 días en función de su evolución, y han añadido que está acompañado de su familia e hijos, a los que ha reconocido.

LENGUAJE

"Un paciente de 92 años es más frágil que uno joven y tiene mayor riesgo de complicaciones. Aún así, en el caso del presidente Pujol, el procedimiento fue técnicamente exitoso. Con este tratamiento creemos que podrá recuperar el déficit de lenguaje que tenía, con el que llegó al hospital", ha aseverado.

Aunque el principal factor de riesgo de un ictus es la edad, el doctor ha explicado que, en el pasado, algunos tratamientos se habían limitado por la edad, pero que ahora hacen una valoración del estado funcional y de vida del paciente, y que en el caso de Pujol decidieron aplicarlo porque estaba "en unas buenas condiciones previas".

Todo ello se ha hecho con el beneplácito de la familia del expresidente catalán, que estuvo de acuerdo en "asumir los riesgos" del tratamiento, ha dicho.

Contador

Más información