Los ayuntamientos catalanes se constituyen este sábado más fragmentados que nunca

Publicado 13/06/2015 4:08:33CET
Pleno del Ayuntamiento de Girona
AJUNTAMENT DE GIRONA

La irrupción de nuevos partidos limita las mayorías absolutas y aboca a pactos constantes

BARCELONA, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los ayuntamientos catalanes se constituirán este sábado y abrirán un mandato con los plenarios más fragmentados que nunca, ya que la irrupción de nuevos partidos en las elecciones del 24 de mayo ha limitado las mayorías absolutas --prácticamente inéditas en los grandes municipios-- y ha esbozado un escenario en el que serán necesarios los pactos constantes.

En las grandes ciudades las excepciones a los gobiernos en minoría son contadas, y se resumen básicamente en dos ejemplos: Santa Coloma de Gramenet --donde Núria Parlon (PSC) volverá a gobernar con mayoría absoluta--, e Igualada, donde el convergente Marc Castells gobernará en solitario tras haber logrado 11 ediles sobre los 21 posibles.

Ejemplo claro es el Ayuntamiento de Barcelona, cuya futura alcaldesa Ada Colau (BComú) --11 concejales sobre 41-- deberá trabajar en pactos con hasta dos y tres grupos para sacar adelante las votaciones en los plenos, ya que sólo CiU --10 concejales-- le garantiza por sí solo los 21 votos necesarios que marcan la mayoría absoluta.

Aun así, en su primer día en el Consistorio Colau recibirá el apoyo a su investidura no sólo de sus 11 concejales, sino también de los cinco concejales de ERC y de uno de la CUP --los otros dos votarán nulo para defender causas de la ciudad--, a la espera de lo que decida el PSC.

Tampoco en el resto de capitales de provincia nadie ha logrado la mayoría absoluta, y tanto Josep Fèlix Ballesteros (PSC) en Tarragona, como Àngel Ros (PSC) en Lleida, y Carles Puigdemont (CiU) en Girona repetirán al frente de los ayuntamientos gobernando en solitario y en minoría.

No habrá cambio de cara al frente del Ayuntamiento tampoco en L'Hospitalet de Llobregat, donde Núria Marin recogerá de nuevo el bastón de mando pese a no obtener la mayoría absoluta, y deberá buscar pactos puntuales principalmente con ICV-EUiA-Piratas en un pleno en el que C's ha irrumpido por primera vez como segunda fuerza.

También seguirá al frente de su Ayuntamiento el líder de ERC, Oriol Junqueras, que el 24M se impuso en Sant Vicençs dels Horts situándose como la fuerza más votada con 9 ediles --a dos de la mayoría absoluta-- y que gobernará con Podemos, mientras que en Sant Cugat del Vallès será CiU quien revalidará de nuevo el gobierno también a dos concejales de la mayoría absoluta.

CAMBIO EN BADALONA

Sí habrá relevo en Badalona, donde Badalona en Comú, PSC --está por ver si dentro o fuera del gobierno municipal--, ERC e ICV-EUiA han pactado para desbancar a Xavier García Albiol (PP) de la Alcaldía, y deberán mostrar sus dotes negociadoras para unir en la gestión del día a día los programas de cuatro candidaturas diferentes.

Como en 2011, Albiol volvió a imponerse como la fuerza más votada --10 concejales y un 34% de los votos--, pero, al contrario que hace cuatro años, esta vez el resto de grupos sí han logrado ponerse de acuerdo para arrebatarle el bastón de mando y que sea Dolors Sabater (Badalona en Comú) --5 concejales-- quién gobierne la tercera ciudad de Catalunya.

Lo mismo sucederá en Castelldefels, donde el PSC, Movem Castelldefels (ICV-EUiA), ERC, Castelldefels Sí Pot y CiU han llegado a un principio de acuerdo para desalojar de la alcaldía al popular Manuel Reyes, que fue el más votado en las elecciones del 24 de mayo y que llevaba cuatro años al frente del Ayuntamiento.

EL PSC EN VILO POR TERRASSA Y SABADELL

Tampoco está cerrado el futuro de dos Ayuntamientos emblemáticos del PSC como Sabadell y Terrassa, ya que en ambos los socialistas han sido la fuerza más votada pero perdiendo concejales, lo que ha empujado al resto de grupos a explorar mayorías alternativas que deben pasar por pactos de hasta cuatro candidaturas --algunas de ellas con varios partidos--.

En Terrassa, todo apunta a que el PSC podrá mantener la alcaldía porque CiU ha decidido no apoyar la mayoría de izquierdas alternativa, mientras que en Sabadell lo más probable es que el candidato de ERC Juli Fernández tenga los apoyos necesarios para derrotar el candidato socialista.

Una fórmula parecida se sondeó en Manresa, donde hubo contactos entre los grupos que habían perdido las elecciones por si era posible formar una mayoría que excluyera a CiU --la fuerza más votada con 9 concejales--, aunque finalmente no se ha dado esa posibilidad y la federación seguirá al frente del consistorio.

Para leer más