Barcelona abordará la situación de las terrazas en Ciutat Vella mediante una comisión

Pleno del Ayuntamiento de Barcelona
EUROPA PRESS
Publicado 09/01/2019 11:31:49CET

   El Gobierno de Colau defiende la utilidad de la Ordenanza y que en 2018 han abierto 30 mesas

   BARCELONA, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

El pleno de Barcelona ha aprobado este miércoles en una sesión extraordinaria crear una comisión especial de seguimiento de la aplicación de la Ordenanza de Terrazas en el distrito de Ciutat Vella, algo que han apoyado el PDeCAT, Cs, PSC, PP y el concejal no adscrito Joan Josep Puigcorbé, mientras que BComú y la CUP han votado en contra y ERC y el no adscrito Gerard Ardanuy se han abstenido.

   Concejales del PDeCAT, Cs, PSC y PP promovieron este pleno extraordinario para crear la comisión, que presidirá el demócrata Raimond Blasi, con Koldo Blanco (Cs) de vicepresidente, según propone la proposición aprobada.

   La comisión celebrará entre dos y cuatro sesiones --entre las que no podrán pasar más de 30 días hábiles--, y se crea para "aclarar las circunstancias" en las que se toman decisiones en el distrito y la adecuación de la normativa a las medidas adoptadas en 2018.

   La teniente de alcalde Janet Sanz ha pedido dejar de lado el espectáculo político y ha defendido que la Ordenanza es una normativa útil, aplicable y flexible que puede adaptarse según el barrio, y "en Ciutat Vella hay una saturación y un uso intenso del espacio público" que requiere criterios concretos.

   Ha cifrado en 3.634 las mesas que hay en Ciutat Vella y ha asegurado que han aumentado en 30 en 2018, año en el que se han resuelto asuntos que estaban encallados --como las terrazas de la Boqueria--, después de una Ordenanza que no servía para nada y era inaplicable, según ella.

GRUPOS IMPULSORES

   El concejal del PDeCAT Raimond Blasi ha reprochado a al Gobierno de Ada Colau que mantenga una dinámica de "conflicto abierto" con los restauradores por su falta de transparencia y de pedagogía interna, por lo que ha reclamado un debate más profundo, y ha pedido no descargar las responsabilidades políticas de este conflicto sobre los trabajadores del Ayuntamiento.

   La líder municipal de Cs, Carina Mejías, ha acusado al Ejecutivo de Colau de ser estricto con quienes cumplen la ley y laxo con quienes la incumplen en el espacio público, y ha dicho que la concejal de Ciutat Vella, Gala Pin, es la 'sheriff' del distrito: "No acabamos de entender cuál es su obsesión de limitarlas. Es incoherente, arbitrario e injusto".

   El socialista Jaume Collboni ha pedido rectificar los expedientes sancionadores que están en marcha y ha lamentado que se tenga que abordar de nuevo un asunto que ya se había cerrado, aunque en falso, ha dicho, tras lo que Sanz ha aseverado "sin acritud" que el PSC no hizo nada en este ámbito cuando formó parte del Gobierno municipal.

   El líder del PP en el consistorio, Alberto Fernández, ha asegurado que los restauradores necesitan que la situación se clarifique cuanto antes: "En Ciutat Vella existe arbitrariedad, desviación de poder, prevaricación en las tomas de decisiones que pueden ser injustas por sesgos ideológicos y abusos de poder", y ha lamentado que la comisión de seguimiento esté acotada a un solo distrito.

RECHAZO AL ESPECTÁCULO

   El republicano Jordi Coronas ha sostenido que la comisión propuesta no es el instrumento más adecuado para garantizar que una mejor aplicación de la Ordenanza, pero sí para garantizar "que el espectáculo político siga", algo que ha lamentado, porque la política debe consistir en buen gobierno y diálogo, y no en crear problemas y en montar espectáculos mediáticos.

   Pere Casas (CUP) ha recordado que el Gobierno municipal no solo debe velar por la actividad económica que representan las terrazas, sino que también debe hacerlo por la movilidad, la salud y el descanso vecinal: "Primero está el derecho de las vecinas que el ánimo de lucro", y ha insistido en que el Ayuntamiento tiene plena libertad con la entrega de licencias para hacer prevaler el derecho colectivo sobre el particular.

   El concejal no adscrito Gerard Ardanuy ha dicho que ve "incompleto" que la comisión se circunscriba únicamente en Ciutat Vella, mientras que el también no adscrito Joan Josep Puigcorbé ha subrayado la necesidad de profundizar y llegar a una solución de consenso antes de la primavera, así como la obligación del consistorio de profundizar en las causas del conflicto y encontrar soluciones a la larga.

Contador