Actualizado 03/04/2013 17:23 CET

Barcelona confía en ser sede europea de una incubadora de empresas aeroespaciales

Barcelona quiere ser sede europea de una incubadora de empresas aeroespaciales
EUROPA PRESS

Sería el primer centro en España y el octavo de Europa de estas características

BARCELONA, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

Barcelona ha presentado este miércoles la candidatura para acoger una incubadora europea de empresas aeroespaciales en el edificio ya construido RDIT del parque de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) en el Campus del Baix Llobregat --en Castelldefels-- , proyecto que confía que le sea concedido en junio por la Agencia Espacial Europea (ESA, en sus siglas en inglés).

La candidatura, que se formalizará el 11 de abril tras una visita de la ESA prevista para el lunes, la encabeza el Ayuntamiento de la capital catalana y cuenta con el apoyo del Área Metropolitana (AMB), la Diputación de Barcelona, el Consejo Comarcal del Baix Llobregat, diversos ayuntamientos de esa comarca --Castelldefels, Gavà, El Prat, Sant Boi y Viladecans-- y La Caixa.

El RDIT, de 10.000 metros cuadrados, se plantea como centro multidisciplinario donde se prevé que en cinco años se instalen unos 40 proyectos empresariales --start up-- de ámbito internacional, convirtiéndose en el primer Business Incubation Centre de la ESA instalado en España y se sumaría a la red de siete incubadoras ubicadas entre Países Bajos, Reino Unido, Alemania, Bélgica e Italia.

En la presentación, el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, ha defendido que la salida de la crisis pasa por la ciudad y su área metropolitana, y considera que el proyecto es "una apuesta para tener una área metropolitana fuerte" y su impulso económico, crear empleos --desconocen cuantos-- y ser referentes, no sólo de buen clima y playas, sino también de excelencia y conocimiento.

PROYECTO 'POSTEUROVEGAS'

El vicepresidente ejecutivo de la AMB y alcalde de Cornellà, Antonio Balmón, ha resaltado que el Baix Llobregat era una área muy deseada, pero les dieron "portazo y el deseo desapareció", en referencia al macrocomplejo de ocio de Eurovegas que acabó optando por Madrid, con lo que, para él, ahora se abre una cadena de esperanza con el paraguas de la marca 'Barcelona'.

La candidatura barcelonesa tiene, en opinión de sus promotores, muchos enteros de ser escogida, y es que, según el rector de la UPC, Antoni Giró, no constan más competidores en España y es una iniciativa no improvisada --lleva al menos un año en preparación--, y Trias ha agregado: "Cuando presentas una candidatura como esta, tiene ciertas garantías".

De hecho, el proyecto prevé financiarse con 1,8 millones de la ESA, y 880.000 euros de la UPC --aportará espacios, apoyo a la investigación y becarios--; 1,45 millones de las administraciones --AMB, ayuntamientos y Diputación-- y 2 de La Caixa, que dará créditos, según los datos del presidente del Consejo Comarcal del Baix Llobregat y alcalde de Gavà, Joaquim Balsera.

A Giró no le sorprende que la ESA opte por España, porque cuenta con un poso de conocimiento -la UPC participó con chips en la última misión de la Nasa a Marte--; el alcalde de Castelldefels, Manuel Reyes, ha deseado competir con Silicon Valley, y el presidente de la Diputación, Salvador Esteve, espera colaboración público-privada y que sea "leal" entre gobiernos.

Las empresas de reciente creación con menos de cinco años de actividad que se instalen en la incubadora tendrán acceso al conocimiento técnico del equipo y el personal científico de la ESA y de la UPC, y contarán con el asesoramiento experto y el apoyo técnico empresarial de la agencia de políticas de empleo Barcelona Activa, ganando así peso metropolitano, y el Parque UPC.

Además, cada proyecto empresarial recibirá hasta 50.000 euros al año para desarrollar su tecnología, siempre que se logren los objetivos marcados, y también tendrán acceso a financiación privada, proporcionada por Caixa Capital Risc --la gestora de capital riesgo de La Caixa--, mediante un préstamo participativo, ha explicado el presidente de Caixa Capital Risc, Marcelino Armenter.

En cuanto a la intención de la UPC de que la Facultad de Náutica deje su edificio histórico del Pla de Palau de Barcelona para venderlo o alquilarlo, lo que se plantea en un plan de recortes para reducir su déficit, Giró ha afirmado que se está buscando si hay la posibilidad de una nueva ubicación, y Trias ha prometido trabajar para que la facultad "no se vaya nunca de Barcelona".