Barcelona incorpora cuatro nuevas líneas de bus y prevé culminar el rediseño de la red en 2018

Un autobús de la nueva línea D40 en Gal·la Placídia
EUROPA PRES
Actualizado 13/11/2017 14:51:58 CET

El 50% de los usuarios viajan ya en las nuevas líneas, de "altas prestaciones"

BARCELONA, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

Barcelona ha incorporado este lunes cuatro nuevas líneas de autobús de TMB: D40, V5, V31 y V29, que forman parte del nuevo proyecto de rediseño de la red y que prevén que culmine su implementación el próximo año, con ocho líneas más, con lo que llegará a 28, ha explicado el consejero delegado de TMB, Enric Cañas, en una atención a los medios.

El gerente de movilidad e infraestructuras del Ayuntamiento de Barcelona, Manuel Valdés, ha destacado que las cuatro nuevas líneas son "el resultado de todo un proceso de información y debate" y de un proyecto de desarrollo, que implica modificar recorridos hacia donde sea más necesario y optimizar los recursos.

La D40 conectará plaza España con Via Favència --en el barrio de Canyelles--, mientras que la V5 une el barrio de Pedralbes con Mare de Déu del Port; la V29 conecta Diagonal Mar con el barrio de Roquetes, y la V31, Trinitat Vella con Mar Bella --Poblenou--.

Las cuatro líneas que se han implementado tendrán una frecuencia de paso de entre cinco y ocho minutos, "en toda la red durante todo el día", y se complementan con dos líneas de proximidad: 191, de Congrés a Hospital de Sant Pau, y 136, conectando la Verneda con el Hospital del Mar.

Valdés ha añadido que el proceso ha tratado de mejorar toda la red de autobuses en la ciudad, con "un despliegue importante de nuevos carriles bus" para aumentar la regularidad, como por ejemplo el de la D40 en Travessera de Gràcia, y sobre el que trabajan con los vecinos, después de que haya generado quejas --circula en sentido contrario al tráfico--.

Además de generarse 18 nuevos espacios de intercambio, y que se ampliarán en cuatro más, las actuaciones han mejorado la conectividad en los intercambiadores para reducir el tiempo de transbordo, por ejemplo dando exclusividad al bus con un semáforo propio en los cruces o con un carril propio.

Cañas ha explicado que estas nuevas líneas de "altas prestaciones" absorben actualmente el 50% de los usuarios, y prevén que aumente al final de su implementación, cuando sumarán nuevos autobuses para las actuales líneas, y ha añadido que el de bus es el servicio de la ciudad en el que ha mejorado más la valoración de los ciudadanos, según las encuestas de la semana pasada.

EFECTO RED

Valdés ha destacado que las líneas funcionan con "efecto red, y por lo tanto su mayor valor lo darán cuando estén todas implementadas", cuando con solo un cambio de bus se podrá ir de un sitio de la ciudad a cualquier otro.

Sobre el hecho de que algunas líneas terminen antes, como la D40, han explicado que se han redistribuido los recursos actuales para optimizar el servicio, y los horarios nocturnos se cubrirán con el servicio de bus nocturno de la ciudad.

Las nuevas líneas afectarán un total de 15 --que se modifican o suprimen--, y el representante del Ayuntamiento ha indicado que es "engañoso" quedarse en un cálculo numérico, ya que al final de la implementación habrá más autobuses que en la actualidad, especialmente dónde han considerado que se necesita más, y con más frecuencia de paso.

El 100% de la flota de autobuses en TMB está adaptado para personas con discapacidad, según Cañas, que ha añadido que también lo está el 91% de las estaciones de metro, y que la empresa trabaja con entidades para garantizar el buen funcionamiento de servicios como los indicadores acústicos para personas con discapacidad visual.