Actualizado 22/06/2021 13:22 CET

Borràs releva al secretario general del Parlament Xavier Muro y pone a Esther Andreu

La presidenta del Parlament, Laura Borràs
La presidenta del Parlament, Laura Borràs - EUROPA PRESS

Se reafirma en su compromiso de que la legislatura sea "un punto de inflexión" por la independencia

   BARCELONA, 22 (EUROPA PRESS)

La presidenta del Parlament, Laura Borràs, ha propuesto este martes a la Mesa la sustitución del secretario general de la Cámara, Xavier Muro, por la actual letrada de la institución Esther Andreu, y que Miquel Palomera sea el letrado mayor.

En rueda de prensa para hacer balance de sus primeros 100 días al frente del Parlament, ha explicado que los cambios se han aprobado en la Mesa del Parlament y tendrán efecto "de manera inmediata" a partir del 1 de julio.

En marzo, poco después de asumir la presidencia del Parlament, ya dejó entrever su intención de relevar a Muro como secretario general de la Cámara con el objetivo de "abrir un nuevo tiempo político".

También se ha reafirmado en su compromiso de contribuir como presidenta del Parlament al objetivo de que esta legislatura marque "un punto de inflexión en el objetivo de avanzar hacia la independencia de Catalunya".

"Si alguien pensó que con esta decisión me apartaba del trabajo en pro de la independencia, les recuerdo que me siento más implicada que nunca. Lejos de retirarme, presido la institución que, junto con la movilización de la ciudadanía, debe hacer posible avanzar hacia la plena libertad nacional", ha apuntado.

EL PARLAMENT "MÁS INDEPENDENTISTA"

Así, ha recordado que preside el Parlament "más independentista de la historia" y ha asegurado que ella es más independentistas ahora que antes de la pandemia porque, a su juicio, el Covid-10 ha demostrado que es imprescindible disponer de todas las herramientas, recursos y capacidad de decisión para defender lo que necesitan los ciudadanos.

Además, ha asegurado que trabaja para mantener todos los derechos de todos los diputados, y que el principio con el que ha actuado se ha basada en que "en el Parlament se puede hablar de todo, pero no se puede decir de todo".

Por ello, ha señalado que todos los diputados no tienen más limitaciones que las que impone el reglamento y dicta la democracia, y ha dejado claro que no ha accedido a la presidencia del Parlament buscando su comodidad personal, teniendo en cuenta que ya se han tramitado cuatro reprobaciones y dos querellas contra su persona por permitir el voto del exconseller Lluís Puig, que reside en Bélgica.

La presidenta del Parlament también ha reivindicado que intenta conducir los debates parlamentario con un espíritu tolerante con la discrepancia, pero "implacable con discursos de xenofobia, racismo, machismo u otras formas de opresión a los derechos de las personas".

INSTITUCIÓN ABIERTA

Con voluntad de que el Parlament sea una institución abierta , ha explicado que ha dedicado esfuerzos a tomar el pulso de los sectores más afectados por la pandemia, y considera que es "una obligación dado el actual contexto de incertidumbre sanitaria, económica, social, política y democrática".

"Los debates del hemiciclo no pueden condicionar el día a día del a gente. Es el día a día de la gente el que debe condicionar los debates", ha defendido Borràs, que ha participado en 60 audiencias, en 90 actos y ha hecho 15 visitas por el territorio.

En relación a la actividad parlamentaria, ha presidido 8 sesiones plenarias, 20 reuniones de la Mesa y 21 comisiones, y se ha reunido con todos los jefes de unidad del personal que trabaja en el Parlament para contribuir a mejorar su funcionamiento.