Publicado 20/05/2015 13:44CET

Bosch pide dar marcha atrás en la Marina del Port Vell y La Maquinista

El alcaldable de ERC en Barcelona, Alfred Bosch, en la plaza Sant Jaume
EUROPA PRESS

Presenta sus diez condiciones "irrenunciables" para pactos postelectorales

BARCELONA, 20 May. (EUROPA PRESS) -

El alcaldable de ERC en Barcelona, Alfred Bosch, ha pedido este miércoles al actual alcalde y candidato a la reelección, Xavier Trias (CiU), deshacer las "operaciones especulativas como la Marina del Port Vell y la ampliación del centro comercial de La Maquinista".

En declaraciones a los medios en la plaza Sant Jaume, ha presentado diez compromisos electorales que ha puesto como condición para negociar con cualquier formación pasados los comicios, y ha apelado al candidato de CiU a dar marcha atrás en estas actuaciones "si defiende el progreso social".

"¿Cómo se pueden deshacer los contratos? ¿Qué contratos hay? ¿Están blindados?", ha preguntado a Trias.

Los diez puntos "irrenunciables" incluyen propuestas ya anunciadas por el candidato, como implantar un salario mínimo de ciudad que compense el coste de vida más elevado de Barcelona respecto al resto del estado, un plan de choque contra la pobreza, tolerancia cero con la corrupción y un plan de urbanismo social que nivele las diferencias de la ciudad.

ERC también se ha comprometido a incorporar Barcelona a la AMI, promover la ocupación juvenil, ampliar los programas de monitorización y acompañamiento a mayores y de atención a las escuelas con más fracaso escolar y a dinamizar los ejes comerciales y los mercados: "El pequeño comercio es el que da vida, crea relaciones humanas, hace ciudad y, además, da seguridad con los escaparates iluminados y llenos de gente".

Sobre turismo, ha propuesto cerrar todos los pisos turísticos ilegales y aplicar una moratoria a nuevas licencias "en el corazón de la ciudad".

CONTRATOS CON MOVISTAR

Bosch no ha aclarado si condicionará posibles pactos de gobierno a la adopción del compromiso firmado ayer por ERC, BComú y otras formaciones que no concurren en Barcelona de revertir y no renovar contratos con Movistar ni otras empresas que no garanticen a sus empleados 40 horas de trabajo semanales, dos días de descanso y una retribución digna, y ha recordado que "son condiciones que marca la ley".

"Si a estas alturas tenemos que firmar manifiestos para que se cumplan estas condiciones, me parece que tenemos un problema", ha sentenciado.

Para leer más