Actualizado 23/10/2011 12:33 CET

Cae una banda criminal que extersionaba a un joven al que mandaron cavar su tumba

BARCELONA, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los Mossos d'Esquadra han desarticulado a una banda criminal que extorsionó a un joven tras venderle un vehículo de alta gama por Internet y al que para atemorizarle llegaron a encerrar en una casa abandonada en Montcada i Reixac (Barcelona), donde le obligaron a cavar su propia tumba.

Según ha informado la policía autonómica, los criminales le robaron el coche que el joven, vecino de Barcelona, les había pagado y, amenazándole con un arma de fuego le obligaron a efectuar un nuevo cambio de nombre del vehículo.

Posteriormente, le exigieron el pago de 20.000 euros en efectivo, advirtiéndole de que si no pagaba le matarían a él y a su familia.

Mientras duró el proceso de extorsión, los cuatro criminales, ahora detenidos, privaron hasta cuatro veces de libertad a la víctima, a la que con intención de atemorizarla al máximo en dos ocasiones la encerraron en una casa aislada de Montcada y dos veces más le retuvieron contra su voluntad.

En uno de los episodios, los miembros del grupo llegaron a facilitar una pala a la víctima para que cavara su propia tumba.

El denunciante tuvo que recorrer a sus familiares para satisfacer sus exigencias a los extorsionadores, llegando a entregarles el vehículo de su padre para que no le continuaran intimidando.

Los Mossos detuvieron a los tres principales extorsionadores cuando se encontraban controlando el domicilio particular de los padres de la víctima.

Los agentes también entraron en el domicilio donde habían retenido hasta en dos ocasiones a la víctima en Montcada, y allí intervinieron armas de fuego y munición, entre ellas una escopeta y el arma corta con la que habrían intimidado a la víctima, así como cocaína y herramientas para procesarla y cortarla.

Los cuatro detenidos suman 32 antecedentes por delitos, tratándose de Antonio T.F., de 32 años, Jordi F.C., de 30, Marc J.R., de 33, y Rodrigo Erick H.C., de 38, todos de nacionalidad española.

La investigación ha sido dirigida por el Juzgado de Instrucción 5 de Badalona y se ha desarrollado en las localidades de Barcelona y Montcada i Reixac.