Caen dos bandas de ladrones georgianos que actuaban en el área de Barcelona

407344.1.644.368.20180918114936
Vídeo de la noticia
Actualizado 18/09/2018 15:30:26 CET

   BARCELONA, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los Mossos d'Esquadra han desarticulado a dos grupos presuntamente especializados en robos con fuerza en viviendas de la ciudad de Barcelona y su área metropolitana con la detención de 15 personas de nacionalidad georgiana de entre 26 y 61 años, y 13 de ellas ya han ingresado en prisión provisional.

En una rueda de prensa este martes, el jefe del área de investigación criminal de los Mossos en Barcelona, el inspector Pere Guillén, ha explicado que entre los arrestados hay el supuesto líder de una de las dos bandas desarticuladas y capo de una organización criminal de ladrones de nacionalidad georgiana.

La policía catalana considera que los dos grupos son presuntos autores de 22 robos en el área metropolitana, aunque Guillén ha remarcado que la cifra corresponde a los hechos de los que tienen pruebas, por lo que ha añadido que podrían haber cometido más.

También ha destacado que, desde la desarticulación de estas dos bandas con su detención el 5 y el 6 de septiembre, "se ha producido un descenso superior al 50% en los robos" en la ciudad de Barcelona, aunque ha puntualizado que la tendencia general de los robos en Catalunya y el Estado este 2018 va a la alza.

JEFE INSTALADO EN NOU BARRIS

Guillén ha subrayado la detención del presunto líder mafioso y ha destacado que su presencia en el territorio donde actúan las bandas de ladrones "no es habitual", ya que suelen estar en el extranjero, desde donde dirigen la actividad criminal.

En el caso del detenido, se trata de un hombre de 53 años, que dirigía una de las bandas, se había instalado en el distrito barcelonés de Nou Barris con documentación falsa y tenía antecedentes en Rusia.

Las funciones de este 'kanonieri kurdi' --la denominación en georgiano de estos jefes mafiosos-- presuntamente era organizar a los ladrones, determinar el reparto de los botines, gestionar una caja común para imprevistos como las detenciones e incluso imponer sanciones a los miembros de la organización.

INVESTIGACIONES SEPARADAS

Los Mossos abrieron dos investigaciones separadas en abril --tuteladas por los Juzgados de Instrucción 5 de Barcelona e Instrucción 5 de Gavà (Barcelona)-- y los agentes detectaron que se trataba de dos grupos con mucha movilidad que presuntamente también cometió robos en Alicante y Sevilla.

Seleccionaban sus objetivos y con marcadores planificaban los golpes, que en Barcelona se concentraron en la zona alta y el Eixample, y entraban en las viviendas cuando no había nadie para llevarse objetos pequeños pero valiosos como joyas, oro y teléfonos móviles de alta gama.

El inspector Guillén ha especificado que los detenidos huían en Metro de los sitios donde robaban excepto el que llevaba el botín, que cogía un taxi, y ha afirmado que aún buscan a diez sospechosos más.

Los Mossos hicieron el 5 de septiembre las primeras nueve detenciones --la banda investigada por Instrucción 5 de Barcelona-- en Barcelona, L'Hospitalet de Llobregat y Sant Adrià del Besòs (Barcelona) y realizaron registros en la capital catalana y en Santa Coloma de Gramenet (Barcelona) en los que encontraron 130.000 euros en efectivo, dos kilos de joyas de oro, dispositivos electrónicos y herramientas para realizar los robos.

El 6 de septiembre arrestaron a seis presuntos integrantes de la segunda banda --investigada por Instrucción 5 de Gavà-- en Barcelona, Sant Adrià del Besòs y L'Hospitalet de Llobregat, donde también recuperaron material sustraído.