Castells lamenta que "desgraciadamente" la alternativa en las elecciones sea tripartito o CiU

Actualizado 02/08/2010 13:56:37 CET
- Reuters

Reprocha a Mas que haya tenido una reacción de "muy poca categoría" al conocer su renuncia

BARCELONA, 2 Ago. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Economía y Finanzas de la Generalitat, Antoni Castells, ha lamentado que "desgraciadamente" la alternativa en las elecciones autonómicas sea entre tripartito o CiU porque a su juicio el PSC tiene que aspirar a ser "el gran partido de Catalunya" capaz de ganar unas elecciones sin tener que pactar luego.

"Ninguna de las dos cosas me gustan --tripartito o CiU--. Tenemos que ser un partido capaz de aglutinar la mayoría de la sociedad y un partido capaz de ganar la elecciones", ha sentenciado Castells, en declaraciones a Catalunya Ràdio recogidas por Europa Press.

Sobre su renuncia a formar parte de las listas del PSC en las próximas elecciones, ha matizado que "no ir a una listas no significa que no vuelva a ser conseller", por lo que no ha descartado volver a liderar el área de Economía si se lo pide el próximo presidente de la Generalitat, que espera que se al presidente Montilla, ha dicho.

Castells ha justificado su renuncia a figurar en las listas porque "es lo mejor que podía hacer para servir a las causas con las que cree y servir al presidente Montilla", y ha asegurado que su relaciones con él son buenas tanto en el terreno personal como el político.

"Hay momentos en la vida que uno considera que para contribuir en lo que cree lo mejor es coger una cierta distancia, una cierta autonomía, y también tener más libertad para expresarse", ha explicado.

El conseller ha criticado que a Catalunya le ha faltado unidad en sus grandes retos que ha señalado que son "defender la personalidad nacional y el autogobierno", dos temas en que todas "las fuerzas nacionalistas tendrían que ir juntas a Madrid". "Es un mal histórico, una patología endémica de Catalunya", ha aseverado.

LA "MUY POCA CATEGORÍA" DE MAS

El conseller ha reprochado al líder de CiU, Artur Mas, que dijera que su renuncia es "una estocada" al PSC, una reacción que ha considerado que demuestra que el político convergente tiene "muy poca categoría, cosa que acostumbra a pasar a menudo con él".

"Yo trato de tomar una decisión que tenga cierta altura y la reacción --en referencia a Mas-- es pequeña, mezquina, tacticista y persigue solo hacer daño al adversario político", ha añadido.

Para el conseller, el líder de CiU "cada ocasión que tiene para demostrar que está a la altura pierde la oportunidad".

Asimismo, ha explicado que su intención es entenderse con CiU en lo grandes temas que afectan a Catalunya, pero ha rechazado que la 'sociovergencia' sea una buena alternativa para el Govern. "No quiero ser confundido con CiU, quiero ganar a CiU" en unas elecciones, ha concluido.