Actualizado 21/10/2009 17:06 CET

Catalunya aspira a reciclar el triple de los residuos orgánicos que genera en 2012

BARCELONA, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

Catalunya quiere reciclar el triple de la materia orgánica que sus ciudadanos generan en solo cuatro años, lo que supondría pasar del 20,5 por ciento en 2008 --315.000 toneladas-- hasta el 55 por ciento en el año 2012, explicó hoy en rueda de prensa el conseller de Medio Ambiente de la Generalitat, Francesc Baltasar.

Para ello, cerca del 60 por ciento de los municipios catalanes ya disponen de un sistema de recogida de basura específico, y a partir del 1 de noviembre --con la incorporación de nuevos contenedores en Barcelona-- se calcula que 5,4 millones de catalanes podrán separar este tipo de residuos.

Baltasar señaló que la incorporación de los 1,6 millones de habitantes de Barcelona a este sistema supondrá un "gran salto adelante" en la estrategia del Govern de potenciar la reducción de residuos y el aumento de la reutilización, con el objetivo de luchar contra el cambio climático.

No obstante, el conseller indicó que se parte de un "buen posicionamiento", que hace de Catalunya la comunidad española con porcentajes más altos de reciclaje, a la altura de países europeos como Austria, Alemania, Holanda y Suecia, aseguró.

Con la recogida a parte de la materia orgánica, Catalunya aspira a aumentar la generación de compost para abonar campos agrícolas y jardines, recudir malos olores en los depósitos, generar electricidad en algunas plantas determinadas y, en definitiva, reducir la emisión de gases de efecto invernadero que se arrojan a la atmósfera en caso de incineración.

La comunidad dispone actualmente de 20 plantas de tratamiento de la fracción orgánica --dos de ellas realizan también el proceso de digestión anaeróbica para generar biogás--, si bien el Plan territorial de infraestructuras de residuos municipales contempla la construcción de nueve plantas más y la mejora de otras nueve ya existentes. La inversión prevista hasta 2013 será de 113 millones de euros.

La Generalitat, en su intención de potenciar esta práctica entre la ciudadanía, presentó hoy una nueva campaña publicitaria que se desarrollará en los medios de comunicación entre el 23 de octubre y el 15 de noviembre, enmarcada en la campaña más general conocida como 'La revolución de los pequeños gestos'.

En 2008, Catalunya generó 4,2 millones de toneladas de residuos municipales --1,64 kilogramos por persona y día--, de las que se calculan que el 36 por ciento correspondían a residuos orgánicos.

OBLIGATORIO EN 2010

Baltasar recordó que, con la legislación vigente, los municipios están obligados a recoger de manera separada la materia orgánica a partir del 1 de enero de 2010, para lo que previamente deben presentar un plan de despliegue del sistema. A día de hoy, el 84 por ciento de las localidades catalanes disponen ya de dicho plan.

Para aquellos que no inicien la recogida selectiva el próximo año, a pesar de disponer de un plan aprobado por la Agencia de Residuos de Catalunya, se prevé la imposición de un canon adicional de 10 euros por cada tonelada de residuos que transporten a vertederos e incineradoras.

El gravamen irá destinado a un fondo que repercutirá en los sistemas de recogida de basura de los municipios, si bien en la práctica será complicado cobrar, puesto que los ayuntamientos que no dispongan de plantas específicas de tratamiento de residuos en su proximidad quedarán exentas, y solo el 16 por ciento de los municipios --la mayoría con una población muy pequeña-- no ha presentado el plan.