Catalunya vivió un "repunte" de la inmigración y de su irregularidad en 2018

El secretario Oriol Amorós
EUROPA PRESS
Publicado 18/02/2019 15:40:13CET

El programa estatal de refugiados ocupa el 70% de los recursos del inventario catalán

BARCELONA, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Igualdad, Migraciones y Ciudadanía de la Generalitat, Oriol Amorós, ha destacado que Catalunya vivió un "repunte clarísimo" de la llegada de personas migradas en la primera mitad de 2018, sobre todo procedentes de países en conflicto como Honduras y Venezuela, y creció la irregularidad administrativa, que alcanza a dos tercios de los hondureños.

En rueda de prensa de balance del periodo este lunes, Amorós ha estimado que entre el 1 de enero y el 1 de julio llegaron alrededor de 70.000 personas a Catalunya, y que en el mismo periodo los inmigrantes irregulares pasaron de ser decenas de miles --unos 70.000-- a centenares de miles: "Deben rondar los 100.000", según datos provisionales todavía por precisar.

"La irregularidad tiene tanto peso porque la política de ámbito estatal no tiene la valentía de explicar las cosas como son", y las políticas de extranjería se continúan basando más en presunciones que en análisis objetivos, ha lamentado Amorós, que ha defendido que seguirá habiendo migración aunque no quiera verse.

Ha cuestionado si se quiere que las personas que lleguen sean autónomas y participen en convivencia o bien que haya marginalidad y segregación: "Somos muy conscientes de que hay mucha gente en el mundo que quiere venir, y no defendemos una política de fronteras abiertas al 100%", pero sí una que se adecue más a los flujos migratorios y que permita vías seguras.

El reciente repunte de la inmigración se explica por personas que huyen de situaciones de violencia y vulnerabilidad, con lo que Honduras ha pasado a ser la sexta procedencia de personas de origen extranjero en Catalunya al llegar a 38.125 --según cifras provisionales--, pasando por delante de Francia y Colombia, y ha señalado que dos tercios son mujeres y que muchas trabajan irregularmente en hogares.

Si bien descienden las personas con origen colombiano hasta 34.348 --algunas han retornado y otras han accedido a la nacionalidad española--, Amorós ha rechazado que se deba a una pacificación en el país, ya que a la vez ha crecido su irregularidad en Catalunya hasta cerca de un tercio --parecido a Venezuela--, probablemente por llegadas recientes de personas que huían de violencia.

REFUGIADOS

Amorós ha señalado que el incremento del flujo de refugiados llega principalmente en avión, y que de los que han sido rescatados en el mar hay solo un 10% que pide refugio y un porcentaje aún inferior que lo logra, ya que el Estado reconoce muy pocas solicitudes de personas del "África negra", ha dicho.

Actualmente hay en Catalunya 2.240 personas siguiendo el programa de refugiados estatal, una cifra que duplica la del 2017 --cuando había 1.116--, y éstas ocupan el 78,7% de las 3.164 plazas del inventario catalán que gestiona la Generalitat con pisos y residencias de ayuntamientos y entidades, frente al 25% que utilizaban a mediados del 2017 --cuando había 1.092 plazas--.

El Programa catalán de refugio cuenta con 2.698 mentores activos que acompañan a personas refugiadas, sobre los que ha puesto en valor que son críticos con el funcionamiento de la administración y con la realidad social al ver la situación de los refugiados, lo que Amorós ha destacado que les ayuda a "mejorar y ser más eficientes".

El responsable de inmigración ha destacado que en la situación de los menores no acompañados (MENA) se ha logrado con éxito asumir a 3.600 personas recién llegadas, y ha pedido más celeridad en la entrega de permisos de residencia así como más facilidades para acceder a los permisos de trabajo.

REAGRUPACIÓN FAMILIAR

En la primera mitad de 2018, la Generalitat ha registrado 12.136 solicitudes de informes de reagrupación familiar --un 9,2% más que en 2017--; 12.053 de integración --+11,8%-- y 160 de nacionalidad --que bajan en un 38,7%--.

El servicio de atención especializada del 012 recibió 32.356 consultas sobre extranjería --un 27,1% menos--, mientras que el acompañamiento al reconocimiento universitario creció un 14%, hasta 1.113 solicitudes.

Amorós ha destacado el servicio de primera acogida catalán --que incluye formación del catalán, laboral y sobre la sociedad catalana desde los ayuntamientos--, que ha triplicado las solicitudes hasta 5.966, y se ha marcado el objetivo de alcanzar al 30% de los recién llegados.