CiU de Barcelona considera "un impulso" la compra de Casa Burés para emplazar el futuro Museo de Urbanismo

Actualizado 17/03/2007 20:23:38 CET

BARCELONA, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

El responsable de Cultura del grupo municipal de CiU en el Ayuntamiento de Barcelona, Jaume Ciurana, consideró hoy la compra del edificio modernista Casa Burés para emplazar el Museo del Urbanismo "un golpe de impulso, que demuestra que el gobierno de la ciudad está desorientado".

En declaraciones a Europa Press, Ciurana criticó el hecho de que sea el Ayuntamiento el que costee la operación, que ha costado 26 millones de euros, teniendo en cuenta que la iniciativa de este museo es estatal.

"Primero se dijo que el Museo Nacional de la Arquitectura y Urbanismo se ubicaría en Barcelona, después que sólo la parte de Urbanismo y ahora resulta que el Museo estatal del Urbanismo lo financia el Ayuntamiento", lamentó. Y añadió que "es todo una maniobra de cara a la galería".

Asimismo, según Ciurana, el consistorio debería haber considerado como primera opción el hospital de Sant Pau de Barcelona, que en un futuro quedará vacío por la construcción de sus nuevas instalaciones, y que sería el lugar "idóneo" para "ser la sede del Museo del Modernismo y Urbanismo".

"Y si a esto le añadimos que tenemos el edificio del Fòrum vacío, esto demuestra una falta de planificación absoluta", argumentó. "Hay una falta de criterio político y de ciudad", sentenció.

La Casa Burés, edificada entre 1900 y 1905, es un edificio modernista proyectado por el arquitecto Miquel Pascual i Tintorer con la colaboración de Francesc Berenguer i Mestres, ayudante habitual de Antoni Gaudí, para ubicar la residencia habitual de la familia Burés así como la sede de la empresa familiar.