Colau plantea poner "límites" al Puerto, al Aeropuerto y a los cruceros porque la ciudad es finita

Publicado 05/07/2019 13:29:38CET
La alcaldesa Ada Colau; y  la teniente de alcalde Janet Sanz en Moll d'Espanya-Maremàgnum, donde está atracado el Rainbow Warrior.
La alcaldesa Ada Colau; y la teniente de alcalde Janet Sanz en Moll d'Espanya-Maremàgnum, donde está atracado el Rainbow Warrior.David Zorrakino - Europa Press

   La mesa sobre la declaración de emergencia climática será el miércoles y rechaza un "decreto fake"

   BARCELONA, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha planteado este viernes poner "límites" a los cruceros y también a la capacidad y ampliación de grandes infraestructuras como el Puerto de Barcelona y el Aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat, porque ni el territorio ni las ciudades son infinitas, ha subrayado.

   "Tenemos que poner límites, no tenemos capacidad infinita" en las ciudades, ha dicho en declaraciones a los medios después de visitar el barco Rainbow Warrior de Greenpeace, que ve como un símbolo que demuestra que la emergencia climática no puede esperar y que existen movimientos y personas que quieren soluciones que deben promover las instituciones.

   Junto a la teniente de alcalde de Ecología, Janet Sanz, Colau ha defendido que se debe "introducir el concepto de límite" en los cruceros y en las grandes infraestructuras del entorno metropolitano, en las que no se pueden plantear ampliaciones indefinidas, y ha pedido implicación de las administraciones con competencias en este ámbito.

   Ha avanzado que el Ayuntamiento planteará el asunto en la mesa que ha convocado para el próximo miércoles a las 17.00 horas para preparar la declaración de emergencia climática en la ciudad, algo que quieren hacer con entidades y con otras administraciones para asegurar que no se trata de un "decreto fake", sino de medidas reales y valientes.

   Ha defendido que en el pasado mandato establecieron las bases para promover un cambio de paradigma y que, en este, la ciudad dará un "salto cualitativo" cuando entre en vigor en enero la Zona de Bajas Emisiones, que impedirá a los vehículos más contaminantes circular por la ciudad --sólo podrán hacerlo dentro de las rondas, en Vallvidrera y en la Zona Franca--.

   "En Barcelona queremos actuar en todos los ámbitos", incluyendo la reducción del uso de plástico, la mejora de la gestión de residuos, plantear una reducción de la velocidad y ampliar las zonas pacificadas, sobre todo en entornos escolares, porque los niños de la ciudad respiran un aire que no es potable, ha dicho.

Contador

Para leer más